logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
D.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar
 
Aumentar tamaņo del texto Disminuir tamaņo del texto
26/06/2009
Protesta de tintoreros porteños

El jueves 25 de junio un grupo de tintoreros autoconvocados realizó una protesta frente a la Jefatura de gobierno de la Ciudad reclamando por la ley que los obliga a sustituir las maquinarias y solventes que utilizan en los procesos de limpieza a seco por los de las tintorerías ecológicas.

También reclaman por multas que van desde 50 mil pesos a un millón, porque les exigen una documentación, entre otras cuestiones, que según aseguraron "es muy difícil de conseguir".

En marzo de este año un despacho de Telam señalaba que el titular del Sindicato de Tintoreros y Lavaderos (UOETSyLRA), Luis Pandolfi, criticó a la vicejefa del gobierno porteño, Gabriela Michetti, por "frenar las inspecciones laborales que el gremio realiza periódicamente junto a inspectores de la secretaria de Trabajo de la Ciudad, para controlar el funcionamiento de las empresas del sector, a fin de verificar que se cumpla con las normas de salud, higiene y demás condiciones acordadas con las cámaras patronales".

El dirigente remarcó que 5 a Sec, que preside Silvia Michetti hermana de la vicejefa de Gobierna. es “la única cadena de nuestra actividad que nos impide ejercer la protección de nuestros trabajadores y la defensa de sus derechos”.

"No soy dueña de la verdad ni mucho menos perfecta, pero de lo que estoy absolutamente tranquila es de mi integridad", dijo Gabriela Michetti en declaraciones radiales y aseguró no haber votado la ley aprobada por la Legislatura porteña en 2005. La ley 1727/05 —reglamentada por Telerman en octubre de 2007— impone la sustitución de los procedimientos tradicionales en base a solventes derivados del petróleo (hidrocarburos aromáticos) por solventes halogenados (percloroetileno).

Marcelo Arakaki, de la Agrupación Autoconvocada de Tintoreros Tradicionales declaró a Telam que “Los japoneses empezaron a usar este producto, que usan actualmente las cadenas, en la década del 70 y resultó ser muy tóxico. No se puede manipular de ninguna manera, trae problemas sobre la piel, afecciones”, “Después de 4 o 5 años han dejado de usarlo y volvieron al sistema tradicional”, agregó, y recalcó que la ley los “obliga a cambiar por ese tipo de maquinarias”.

Los tintoreros autoconvocados presentaron un proyecto de ley en la Legislatura para que se modifique el artículo 36 de la ley, que otorga un plazo de diez años, “para adecuar o renovar las máquinas existentes a tercera generación o superiores”.

La ley impide asimismo instalar nuevos locales de limpieza de ropa por el proceso seco, que no sea con las denominadas máquinas de tercera generación o superiores.

Más información
Ley 1727