logo La Urdimbre
Puerto de Buenos Aires
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
Derechos.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar
 
Artículos principales de La Urdimbre
edición impresa

Noviembre 2006

Yo si puedo
El exitoso método de alfabetización cubano está siendo aplicado en La Boca por voluntarios con el respaldo de varias organizaciones sociales.

Sangre, sudor y ... risas
La infatigable actividad desplegada por un grupo de vecinos en los últimos cinco años hizo prevalecer el sentido común: preservar uno de los últimos espacios sin edificar para la comunidad, que ahora puede disfrutar allí del primer parque público de La Boca.

Arquitectura, Urbanismo y Puerto
Fundación x La Boca (FXLB) invita al ciclo de charlas 2006 que se realizaran en el mes de noviembre con entrada libre y gratuita, en el catamarán amarrado, Ciudad de la Fé, Pedro de Mendoza al 1900.

Autopista ribereña
Se firmó un acuerdo entre Nación y Ciudad para construir una autopista que conectará la zona Sur con el norte de la Ciudad. La obra demandará una inversión de 1.200 millones de pesos y su construcción insumirá tres años a partior de julio de 2007.

Breves
Empresas de Dock Sud resisten traslado, Dos planetas como la Tierra , Traspaso del Puerto a la Ciudad, Actividad productiva en el Borda, Daniel Portas presenta libro, Chau pucho en las calles, Espectáculo de astronomía cultural en el Planetario.


¿Por qué los jóvenes se meten en drogas? /

¿Podré decirle no a la pasta base?


Dos jóvenes delincuentes internados en el Instituto Agote opinan sobre adicciones.


El poeta murió al amanecer
Un poema de Raúl González Tuñón.


Ni ganzúa, ni jeringa /

Los cambios del lunfardo
Opiniones de dos catedráticos acerca de la evolución del argot de Buenos Aires.


“YO SI PUEDO”

El exitoso método de alfabetización cubano está siendo aplicado en La Boca por voluntarios con el respaldo de varias organizaciones sociales“Trabajamos con la convicción de que estamos depositando un granito de arena para el cambio en la construcción de una sociedad más justa, en la que no existan excluidos, en la que todos nuestros compatriotas accedan, entre otros, al derecho elemental de la educación” afirman en UMMEP Argentina, organización que introdujo el método en el país (http://www.yosipuedo.com.ar/).

“Yo, sí puedo”, destinado a personas mayores de 15 años, es un programa de alfabetización creado por la profesora cubana Leonela Relys. Enseña a leer y a escribir con videos y cartillas y la asistencia de un facilitador. En total, son 65 clases de media horta que se imparten idealmente en tres meses y medio, tres veces por semana. Los centros de capacitación pueden funcionar en casas particulares, comedores, parroquias, bibliotecas populares, clubes, escuelas; cualquier lugar sirve mientras haya una videocasetera, un televisor, una cartilla y un facilitador.

Analfabetismo en la Argentina
Las cifras del censo 2001 revelan que en Argentina hay casi un millón de analfabetos puros, es decir personas que no saben leer ni escribir. En el Gran Buenos Aires se concentra casi la tercera parte del total de analfabetos del país, pero el noreste presenta la mayor proporción respecto de la población de la región, el 6.96%. Le sigue el noroeste, con el 4.75%, la Patagonia y Cuyo, con el 3.5% y la región Centro con un 2%. Por otra parte, hay cuatro millones de personas con estudios primarios incompletos, 400 mil de los cuales tienen entre 15 y 24 años.

Según la gente de UMMEP, resulta imprescindible que el plan se nacionalice y tome carácter gubernamental, es decir que el Ministerio de Educación argentino lo adopte y convierta en el Plan Nacional de Alfabetización. Hasta ahora el material didáctico necesario para el desarrollo de la enseñanza –videos, televisores y cuadernillos– ha sido provisto con gran esfuerzo por el IPLAC, el instituto cubano que desarrolló el método, lo que probablemente no pueda seguir sucediendo durante mucho tiempo más.
Hasta ahora la repercusión del programa ha sido mayor en provincias como Jujuy
–Tilcara fue declarado “municipio libre de analfabetismo” a principios de este año– y en Santa Fe, única provincia que lo adoptó de manera oficial. También se aplica en Chaco, Corrientes, Río Negro, Neuquén, Córdoba, Mendoza.

Yo, si puedo en La Boca
“Actualmente se estan haciendo relevamientos en diferentes zonas de la Boca, durante la semana y a veces los fines de semana con el fin de ubicar a aquellas personas que necesiten del metodo” –comenta Antonella, estudiante de Ciencias sociales, una de las voluntarias comprometidas con el proyecto. “Es un trabajo minucioso, ya que vamos puerta por puerta y no siempre nos resulta facil llegar a la gente. Muchas veces no nos prestan la atencion necesaria porque no tienen suficiente conocimiento de nosotros. Se necesita de una mayor presencia en el barrio y una mayor difusion ya que esto es sobre todo un trabajo voluntario. Por tanto una nota en la revista La Urdimbre seria de mucha ayuda para que la gente en el barrio sepa de este proyecto y se interese en participar”.

La Urdiumbre tuvo ocasión de presenciar una clase en la sede de Bomberos Voluntarios de La Boca, en Brandsen al 600, el martes 8 de octubre. En ese horario, la única alumna de María Laura –quien vive en Belgrano y había venido expresamente para cumplir con ella– es una joven madre de 24 años nacida en Foz de Iguazú, Brasil. A pesar de haber pasado la mayor parte de su vida en el país no tiene documentos argentinos. María Laura se disponía a acompañarla al día siguiente al consulado brasileño para iniciar los trámites de radicación. “El simple hecho de trasladarse en la ciudad es una tarea difícil para quien no puede leer los carteles indicadores de las calles o consultar una anotación”.

UMMEP (Un Mundo Mejor es Posible), Movimiento Teresa Rodriguez, CTA, Imprenta Cooperativa Germán Abdala, Movimientos Barrios de Pié, Profesorado Alfredo Palacios, Agrupación Prisma, Bomberos Voluntarios de la Boca (Brandsen) y la Biblioteca Popular de La Boca, promueven el programa en el barrio. Seguramente se irán sumando otras organizaciones y personas.?

Costó, pero al fin habemus Parque Público de Flora Nativa
SANGRE, SUDOR Y... RISAS
Por Alfredo Roberti

La sangre del título alude a la del ojo de algún funcionario y algún legislador tras el revés de sus aspiraciones de concretar un megaproyecto de construcción de edificios de trece pisos en el terreno de 35 mil metros cuadrados que supo ser una playa para la descarga de mercaderías transportadas por tren. Tenían la anuencia del dueño que era –y sigue siendo– el Estado Nacional y contaban con la colaboración de adelantados locales. Entre éstos merece destacarse la actividad desplegada por el delegado comunal en el CGP3, un arquitecto de cuya fervorosa dedicación a propalar las bondades del proyecto este medio da fé.

El sudor de los vecinos
La Comisión de Vecinos de la Calle Irala y Adyacencias había presentado en setiembre de 2000 en la Legislatura porteña un proyecto para convertir el predio en un espacio verde de uso público, acompañado de 220 firmas de vecinos de la zona.

“Pero la presión de los negociados inmobiliarios nos llevó a tener que dar un paso novedoso: por recomendación de Antonio Brailovsky, defensor adjunto del Pueblo de la Ciudad, presentamos un proyecto de ley propio bajo la figura de Iniciativa Popular prevista en la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires” comenta Silvana Canziani. La presión a que alude la titular de la Comisión de Vecinos de Irala y Adyacencias se ejercía desde esferas oficiales de la mano del entonces Secretario de Desarrollo Urbano, el arquitecto García Spill y del doctor Campos, Presidente de la Comisión homónima de la Legislatura. El 4 de setiembre de 2001 se publicó en un matutino local el proyecto por el cual proponían destinar esas ultimas tierras publicas del barrio a la construcción de un complejo de edificios de trece pisos .

A lo largo de un año, integrantes de la organización vecinal recogieron firmas, instalando los fines de semana mesas en lugares tales como el Parque Lezama y la Reserva Ecológica para apoyar el proyecto de Iniciativa Popular en oposición a la intención oficial de construir. Finalmente consiguieron presentarlo en la Legislatura porteña avalado por 17201 firmas. A pesar de esta impresionante cifra, no llegaron a reunir el 1,5% del padrón electoral, requerido por ley. El proyecto vecinal cobró igualmente estado parlamentario al presentarlo con su firma la diputada Beatriz Baltroc

Para ese entonces un hecho fortuito favorece la posición vecinal. El organismo del Estado Nacional que tiene la titularidad del predio cambia sus autoridades. Los nuevos funcionarios se muestran permeables a la iniciativa de los vecinos y el 31 de julio de 2003 suscriben el Convenio Nº 31 con el Gobierno de la Ciudad por el cual éste recibiría el predio en tenencia precaria para la consolidación del proyecto comunitario.

“Cuando a principios de 2004 nos encontrábamos ajustando el despacho del proyecto legislativo para lograr el parque, incorporándole todos los datos que nos había aportado el convenio suscripto entre el Estado Nacional y el GCBA –mensura definitiva, condición de uso comunitario, etc.– descubrimos la oportunidad de seguir ampliando la participación de los vecinos” –comenta Silvana Canziani. Se trataba de dos experiencias de un programa denominado “Diagnóstico Participativo del Paisaje”, publicadas en el sitio web del Gobierno de la Ciudad. La novedad consiste en involucrar a los habitantes del lugar para que aporten sus ideas en torno las características del diseño, el tipo de equipamiento deseado, su distribución espacial, etc. Los vecinos propusieron reeditar esas experiencias y el 4 y el 11 de setiembre de 2004 –con la coordinación de funcioanrios de Espacios Verdes y la Corporación Buenos Aires Sur– se realizaron sendas jornadas en la escuela República de Chile. Participaron más de setenta vecinos y representantes de trece organizaciones. Fue una experiencia inédita, dado que nunca se había hecho nada igual: definir un parque público completo a partir de un terreno pelado.

El 30 de octubre de 2004, los vecinos fetejaron por partida doble: La sanción definitiva de la ley de creación del parque y la presentación del plano consensuado por el equipo de Diseño Participativo con la coordinación de la Corporación del Sur. Este organismo del Gobierno de la Ciudad tendría luego a su cargo el llamado a licitación, adjudicación de la obra y control de su realización a lo largo del 2005 y hasta mediados de este año.

Los vecinos se sienten satisfechos de participar en la gestión asociada entre el gobierno, las organizaciones sociales y los ciudadanos “Nos permitirá intervenir en la planificación de las actividades y el cuidado del Parque” concluye Canziani, mientras ofrece a este cronista un vaso de café de termo, en la mesa que ocupamos bajo una de las pérgolas. Se acerca una señora alarmada porque unos chicos juegan a la pelota sobre el cesped. “¿Está permitido entrar con perros?” –inquiere otra, mientras señala a dos pichichos sueltos. “La canchita está en la otra punta. Los perros no deberían entrar, pero eso lo debemos resolver entre todos. Vengan a la reunión este sábado a las once y ahí hablamos”.

La Boca: Arquitectura, Urbanismo y Puerto

Fundación x La Boca (FXLB) invita al ciclo de charlas 2006 que se realizaran en el mes de noviembre con entrada libre y gratuita, en el catamarán amarrado, Ciudad de la Fé –Pedro de Mendoza al 1900.

• Miércoles 15, 19 hs.
Lic. Mónica Bifarello. Secretaria General de la Municipalidad de Rosario, respresentante del Plan Estratégico Metropolitano de Rosario.

• Miércoles 22, 19 hs.
Arq. Carlos Lebrero - Profeso titular de Cátedra de Diseño, Director de la Carrera de Posgrado en Gestión Ambiental Metropolitana y Secretario Académico de la Secretaria de Posgrado de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

“Los nuevos modelos de gestión urbana impulsan la participación ciudadana introduciendo mecanismos de apertura a los procesos decisionales y mecanismos de control administrativos, con el objetivo de construir un proyecto colectivo de ciudad sustentable, si entendemos que la ciudad es una construcción social que refleja su historia y necesariamente prevé su porvenir”
–señaló Gilda Illuminati, de FXLB.

Fundación x La Boca es una ong que viene desarrollando acciones relacionadas a la recuperación del barrio, entre las que se cuentan: un plan de recuperación de fachadas, un programa de concientización de la problemática del Riachuelo y la recuperación del viejo puente trasbordador Nicolás Avellaneda.

CONSTRUIRÁN LA AUTOPISTA RIBEREÑA

Una vez habilitada se podrá cruzar la Ciudad, desde Avellaneda hasta Vicente López, en 12 minutos. Disminuirá drásticamente el flujo de los pesados camiones que operan en la zona y hoy utilizan la avenida Madero y su continuación, Ingeniero Huergo, para el traslado de contenedores desde y hacia el Puerto de Buenos Aires.

El presidente de la Nación, Néstor Kirchner, y el jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge Telerman, firmaron el 11 de octubre el acuerdo para licitar la construcción de la Autopista Ribereña, Es una de las obras más importantes de ingeniería vial del país y viene a completar la red periférica de autopistas de la Región Metropolitana. Tendrá una longitud total de cinco kilómetros, tres de los cuales serán en túnel desde Retiro hasta avenida Brasil, a lo largo del espacio que separa las avenidas Madero y Huergo de Alicia Moreau de Justo, paralela a ambas en Puerto Madero. Conectará las autopista Buenos Aires–La Plata y 25 de Mayo en el Sur, con la autopista Illia en el Norte. El proyecto se complementa con dos bulevares: Madero-Huergo y Alicia M. de Justo que mejorarán la circulación en superficie y en donde se construirán dársenas de ascenso y descenso de pasajeros.

La autopista absorberá el flujo de camiones que opera en el Puerto, brindando posibilidades de ingreso y egreso desde y hacia todas las direcciones posibles, en los intercambiadores de Retiro y Avenida Brasil. Para ello, se construirán rampas con pendiente y radios de giro aptos para el tránsito pesado, cuyos desarrollos y resolución producirán la menor interferencia con la red urbana de superficie.

Se proyectaron, además, cuatro carriles por cada uno de los dos sentidos de circulación, como condición necesaria para que en el futuro no se produzcan cuellos de botella. La velocidad directriz establecida para el diseño es de 100 km. por hora.

La autopista contará con instalaciones de seguridad especiales en los tramos en túnel, diseñado todo su equipamiento según la revisión más reciente de las normas de seguridad de nivel internacional. Así, el sistema de ventilación prevé la construcción de torres de aireación que tendrán un diseño coherente con la estética del lugar.

Entre las ventajas que traerá el nuevo emprendimiento, se destacan:
•Agilización del tránsito pasante generado en las zonas norte y sur, periféricas de la Ciudad y del conurbano bonaerense.
•También se alivianará la circulación que se genera en las inmediaciones del extremo norte del túnel y que se dirige hacia el sur o hacia el oeste por la 25 de Mayo, y viceversa.

•Se mejorará el tránsito que se genera en las inmediaciones del extremo sur del túnel o que viene desde el oeste por la 25 de Mayo y que se dirige hacia el norte y viceversa, conectando el área sur de la Ciudad. Hoy día, 75.000 vehículos entran diariamente a la Ciudad de Buenos Aires por Puerto Madero y 20.000 camiones se dirigen o salen del puerto de Buenos Aires.

•Garantiza la circulación de los camiones de gran porte desde y hacia el Puerto de Buenos Aires, como así también de los ómnibus de pasajeros a la Terminal.

•Es la más atractiva desde un punto de vista urbanístico.

•No origina ninguna perturbación en la Reserva Ecológica ni en los diques de Puerto Madero. Cabe recordar un proyecto que contemplaba la traza a nivel por la Reserva Ecológica , en tanto otro planteaba una construcción en trincheras en Puerto Madero.

•Integrará el área de Puerto Madero con la Ciudad, con un mínimo conflicto

•Permite optimizar la circulación vial de superficie con el par circulatorio de bulevares.

•Incorpora importantes espacios verdes entre los bulevares; Incrementa el espacio para estacionamiento y permite mantener la circulación del ferrocarril y de los futuros tranvías.

Además, se ha considerado conveniente proveer una elevada capacidad de estacionamiento a lo largo de la traza de la autopista en análisis, a veces subterráneo y en otros sectores a nivel, a fin de facilitar que los usuarios continúen su viaje por otro medio –subte, colectivo, taxi– hasta ubicaciones cercanas a su destino final. Para ello, está prevista la construcción de dársenas para ascenso y descenso de pasajeros en los bulevares.

El plazo de la obra es de tres años, con un monto estimado de 1.200 millones de pesos. El 31 de julio de 2007 está previsto el llamado a licitación pública para la adjudicación de la obra, como así también el llamado a concurso para el tratamiento de la traza de superficie y la definición del modo de operación de la obra y su mantenimiento.?

11 de setiembre: Día del maestro
BREVES

Empresas de Dock Sud resisten traslado

Diez empresas químicas deben buscar otras localizaciones, por el riesgo que representan. Pero al menos dos ya anunciaron que resistirán la decisión, a pesar de operar en terrenos de la provincia con permisos de uso revocables. La empresa Tagsa colocó una barrera para impedir el paso en una calle pública de Dock Sud y personal de la misma hostigó a la subsecretaria de Desarrollo Sustentable de la Nación que el miércoles 11 de octubre recorriía la zona en un vehículo sin identificación oficial. “Había personal de seguridad de Tagsa que nos patoteó: nos sacaban fotos, nos tiraron un camión encima del auto para que nos corriéramos. Nosotros llamamos a escribanos para que dejaran constancia de los hechos. Después, ellos retiraron las barreras”
–comentó Florencia Roitstein a un cronista del diario Página 12. Agregó que consideraba el incidente “un hecho simbólico de la impunidad con que estas empresas vienen actuando en Dock Sud”.
Por su parte un directivo de la firma Orvol en declaraciones periodísticas consideró inaceptable la relocalización. “Si intentan erradicarnos –afirmó Patricio Volpe– van a causar un caos en la industria, ya que nosotros prestamos el servicio de importación de materias primas para la industria local y también el de almacenaje de productos de exportación: si nos cierran, las industrias no van a poder trabajar.”

Dos planetas como la Tierra

La destrucción del medio ambiente alcanzó un ritmo sin precedentes. La población de muchas especies, entre ellas varias de peces y mamíferos, cayó un tercio desde 1970 hasta 2003, en gran parte por la contaminación, la tala de bosques y la pesca masiva, según el informe de la organización World Wide Fund for Nature (WWF) la humanidad consumirá en el 2050 el equivalente a los recursos de dos planetas como la Tierra, según advirtió WWF. “El mundo entero tendrá que cambiar su modo de vida, dejar de usar combustibles fósiles y mejorar la administración de todo, desde la agricultura hasta la industria pesquera”, subraya el informe.

Traspaso del Puerto a la Ciuda

Legisladores macristas y del ARI tenían previsto firmar un despacho que crea un ente administrador del Puerto de Buenos Aires. El proyecto dejará en manos de Jorge Telerman el reclamo por la transferencia de la contabilidad portuaria, que estiman tiene una recaudación anual de 50 millones de pesos. En 1991, fueron transferidos los distintos puertos de la Nación a las provincias, cuando la Ciudad no tenía aún el status actual. Aunque en la Constitución porteña se estableció luego que la Ciudad tendría jurisdicción sobre el área portuaria, la cuestión no ha sido zanjada: sigue siendo un conflicto de dos juridisdicciones, como tantos otros.

Actividad productiva en el Borda

Pacientes del hospital neuropsiquiátrico José T. Borda –que integran un programa de externación– hacen tarjetas de casamiento, de cumpleaños, personales, diplomas y varias cosas más, muy buenos en calidad y precio, con papel artesanal que ellos mismos fabrican. Profesionales de la Salud Mental del nosocomio afirman que la producción que los internos hacen y venden “es un ingreso y ésto, como para cualquier persona, es necesario y gratificante para ellos”
Contacto: molinerosdelborda@yahoo.com.ar, 4304-5546.

Daniel Portas presenta libro

El jueves 16 de noviembre a las 18:30 hs. en la Sociedad Luz, Suárez 1301, el ex director del CGP 3, Daniel Portas, presentará el libro “Comunas, el gobierno local”. Portas ocupó el cargo desde el 2002 hasta mediados del 2006. A pesar del amplio apoyo recibido de parte de vecinos y organizaciones locales por su eficiencia y vocación participativa, Portas no fue confirmado en el cargo por el ministro de Gestión Pública y Descentralización, Roy Cortina.

Chau pucho en las calles

A partir del 1° de enero próximo, entrará en vigor otro aspecto de la ley 1799, que prohíbe fumar en lugares privados de acceso público. A partir de esa fecha no se podrán publicitar “productos elaborados con tabaco, ya sea para su venta, promoción, entrega u oferta en forma gratuita, y cualquiera fuera su mensaje, contenido, finalidad o consigna”. El artículo 14 agrega: “Queda prohibido el auspicio del gobierno de la ciudad de eventos que incentiven el consumo del tabaco o asocien el hábito de fumar con el mayor rendimiento deportivo”.

En el planetario

Todos los sábados y domingos, a las 19 hs. se exhibe la película Nayic Moqoit. Es el primero de una serie de espectáculos de astronomía cultural, enmarcado en el proyecto “Huellas en el Cielo”, propuesta de la tradicional institución que procura divulgar la riqueza y la variedad de visiones del cielo y del Universo que distintas comunidades construyeron a lo largo de la historia. En este caso, la cosmogonía de la comunidad Mocoví, de la provincia de Chaco.


¿POR QUÉ LOS JÓVENES SE METEN EN DROGAS
Por Richard O.

Situado en el barrio de Palermo, el Instituto de Menores Luis Agote depende de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, Es un establecimiento cerrado de máxima seguridad. Alberga a jóvenes delincuentes que han cometido algún un delito antes de cumplir los 18 años. Richard O. y Lucas A. son dos de ellos. “Recorrer el Instituto Agote –afirmaba la periodista Mariana Carbajal en febrero de 2000– es un viaje a una cueva sórdida, inmunda, casi asfixiante. La mayoría de los 57 jóvenes de 16 a 20 años, detenidos allí por causas penales graves, duerme en celdas diminutas, con ventanas reducidas a su mínima expresión y vidrios pintados de verde oscuro o amarillo que impiden que pase el sol y tengan contacto con el exterior”.

Bueno, queridos lectores, les comento que hace dos años y 8 meses que estoy privado de mi libertad y en esta ocasión les quiero hablar sobre las drogas y sus consecuencias. Una de las primeras preguntas es ¿por qué hay personas que se drogan?

Sin embargo no hay una respuesta precisa pero sí distintas circunstancias que se repiten una y otra vez cada vez que alguien se mete en drogas. Una de las respuestas son: presión de los amigos, probar algo nuevo, curiosidad, temor, formar parte del ambiente, rebeldía hacia los padres, diversión, problemas familiares y miedo a lo que lo rodea. Casi todas, razones lógicas para cualquier adolescente como nosotros.

¿Qué joven no quiere ser aceptado por los amigos, independizarse de los padres o divertirse? Pero en toda experiencia con drogas la persona pierde algo. Cualquiera sea la sustancia, drogarse produce un alteración en los sentidos que genera en las personas las siguientes consecuencias:

Perder la habilidad de entender racionalmente
Aún en el efecto inicial de excitación y euforia de la persona está demasiado estimulada como para hacer pleno uso del razonamiento. Pasado el efecto inicial la persona tiene profundo sueño, depresión, irritabilidad, pánico o alguno de los síntomas de segunda mano, tampoco se está en pleno uso de las facultades mentales.

Perder la capacidad de comunicarse inteligentemente
Bajo el efecto de las dogas se hace más difícil articular inteligentemente las palabras. Pero mucho más alarmante es el efecto a largo plazo. Las drogas pueden llegar a lastimar la zona neurológica cerebral que tiene que ver con el habla.

Perder el sentido de personalidad e identidad
Especialmente las drogas con efectos alucinógenos hacen que la persona adicta pierda el estado de conciencia y prácticamente olvide quién es y cómo usualmente se comporta. Los que recurren a las drogas para olvidar o escapar suelen buscar conscientemente este efecto. Luego del olvido la alteración produce mayor confusión y culpa.

Perder completa dimensión moral
Bajo la manipulación de sustancias la persona distorsiona las barreras entre lo que está bien y lo que está mal. Por ejemplo: es bien sabida la relación de las drogas con el SIDA porque la persona drogada no toma ninguna medida de precaución; al ocurrir eso la persona pierde auto dominio de sí mismo y suele perder el control temporal ocurriendo que la persona actúe en conductas alteradas como agredir a los demás matar a un ser querido o la propia auto mutilación. Por lo tanto crece la posibilidad de cometer un crimen.

Perder la correcta dimensión de las distancias
También es bien conocida la relación entre los accidentes de tránsito y las addiciones. Así es como en una borrachera algunas drogas confunden a la persona a tal punto que le es difícil mantener el equilibrio y calcular las distancias.

Perder la correcta visualidad de los colores texturas y tamaños
Cuando se llega al extremo de las alucinaciones todo empieza a confundirse; obviamente esta es una situación muy peligrosa para cualquier individuo. La alteración cada vez mayor de la persona adicta a alucinógenos suele producir severos trastornos psiquiátricos.

Perder la percepción del tiempo pasado, presente y futuro.
Confusión en la dimensión temporal es otro de los efectos conocidos. Pasado el efecto de las drogas muchos jóvenes ni se acuerdan lo que hicieron y pueden estar horas confundidos de donde están, por qué y adónde iban.

En síntesis, las adicciones en general son la primera causa de muerte en el mundo. También son la primera causa de defectos congénitos, es decir que sus consecuencias se pueden pasar de generación en generación.

En la escala mundial las drogas están presentes en 3 de cada 10 pacientes de hospitales, 5 de cada 10 pacientes de instituciones de salud mental, 5 de cada 10 reclusiones penales, 5 de cada 10 delitos juveniles, 6 de cada 10 homicidios, 4 de cada 10 asaltos, 6 de cada 10 casos de abusos de menores, 6 de cada 10 casos denunciados de violencia familiar.

Esta es la escalofriante realidad de lo que se logra con las drogas. Algunos jóvenes te van a seguir diciendo que las drogas no dañan y miles de cosas más pero no saben que se están cavando su triste pero real tumba. Espero, queridos lectores, que esto les haya servido de algo para sus vidas y que le presten atención porque es parte de nuestras vidas. Siempre estamos rodeados de drogas y hay que saber cómo, cuándo y de qué forma salir o no meterse en ellas. Y si alguien está metido, tratar de ayudarlo porque no todos pensamos igual pero todos somos humanos.

¿PODRÉ DECIRLE NO A LA PASTA BASE?
Por Por Lucas A.

Actualmente me encuentro saliendo de licencia y estoy muy contento, pero por otra parte me siento débil con respecto a las drogas. Este tema no me gusta mucho hablarlo pero algún día tengo que decirlo...

Tuve demasiados problemas con la pasta base pero creo que me recuperé. Digo “creo” porque no estoy seguro de eso. Porque cuando salí de licencia me ofrecieron y no quise. Será porque estoy acá... Yo eso no lo sé. ¡Ni yo me entiendo!. Cuando me dicen “¿querés?”, digo que no. Pero no sé si cuando me llegue la libertad definitivamente voy a pensar igual. Capaz se me haga difícil como a todo adicto.

Y sí, adicto es la palabra con la que me definiría. Pero gracias a dios me recuperé bastante y lo que no quiero es caer otra vez en el mismo agujero. Necesito ayuda, mi familia me apoya en esto, quiere que cambie y que no sea el mismo de antes.

Un porro yo sé que también es malo pero desde mi punto de vista es mucho más saludable que la pasta base. Por eso elegiría un porro antes que esa maldita droga que me enceguece. Me perdí como así también actualmente se están perdiendo muchas personas. No importa la edad, la consecuencia es la pérdida mental y física de uno mismo, la familia y todo ser querido.

Al principio fumaba poco y ya no me conformaba con eso; quería más pasta base. Estuve fumando dos meses; los primeros días estaba re piola pero al pasar el tiempo no era tan bueno como creía... Me veía más flaco, no dormía, no comía. En fin, lo que me parecía bueno terminó siendo una adicción y hasta me iba a robar para poder fumar. Me arrepiento de todo, y me arrepiento más de haber fumado esa porquería.

Y ahora mi mayor miedo es volver a caer en eso de vuelta. No quiero ningún internado, porque eso de la internación termina volviéndote loco y salís desesperado, en el sentido de querer salir para fumar. O también puede ser que esa persona esté resentida por solo haber estado allí. La mayoría de los pibes que son derivados a comunidades o granjas se escapan porque no aguantan la abstinencia y se van. Porque un adicto -creo yo- que no aguanta estar encerrado. Pero esa y gracias a dios no es mi situación, ahora no siento abstinencia. Lo mío es necesidad de ayuda de alguien que me entienda y me comprenda.

La ayuda que necesitaba la encontré en SEDRONAR. Ellos a mí me dan una beca y yo así puedo hacer algún tratamiento. Este centro asistencial es muy conocido y todos dicen que es eficiente. Espero que me sirva de algo...

Me derivaron a un Centro de Rehabilitación en Adicciones llamado “Atuel”. El otro día fuí a mi primer entrevista. El lugar me gustó, aunque eso no indique que tengan buenos métodos que me sirvan a mí. La verdad es que es muy difícil seguir un tratamiento al pie de la letra porque son muy estrictos. Por ejemplo, no te podés reunir con tus amigos en una plaza y no te dejan tomar ni una cerveza.

Estoy haciendo este tratamiento hace un mes en forma ambulatoria desde este instituto “Agote”. Espero que me vaya bien y que pueda sostener esto. Tengo miedos. Deséenme suerte.


El poeta murió al amanecer
Raúl González Tuñón

Sin un céntimo, tal como vino al mundo,
murió al fin, en la plaza, frente a la inquieta feria.
Velaron el cadáver del dulce vagabundo
dos musas, las esperanza y la miseria.

Fue un poeta completo de su vida y de su obra.
Escribió versos casi celestes, casi mágicos,
de invención verdadera,
y como hombre de su tiempo que era,
también ardientes cantos y poemas civiles
de esquinas y banderas.

Algunos, los más viejos, lo negaron de entrada.
Algunos, los más jóvenes, lo negaron después.
Hoy irán a su entierro cuatro buenos amigos,
los parroquianos del café,
los artistas del circo ambulante,
unos cuantos obreros,
un antiguo editor,
una hermosa mujer,
y mañana, mañana,
florecerá la tierra que caiga sobre él.

Deja muy pocas cosas, libros, un Heine, un Whitman,
un Quevedo, un Darío, un Rimbaud, un Baudelaire,
un Schiller, un Bertrand, un Bécquer, un Machado,
versos de un ser querido que se fue antes que él,
muchas cuentas impagas, un mapa, una veleta
y una antigua fragata dentro de una botella.

Los que le vieron dicen que murió como un niño.
Para él fue la muerte como el último asombro.
Tenía una estrella muerta sobre el pecho vencido,
y un pájaro en el hombro.

¿Quién era Raúl González Tuñón, además de autor de memorables obras poéticas como “El violín del diablo”, “La calle del agujero en la media” y “La rosa blindada”, entre otras que se e ditaron en Buenos Aires entre 1926 y 1958?

¿Quién era aquel “ángel terrestre” –como lo llamaba David Viñas– que había dicho una vez que “no sabía qué hacer con el mundo que habían puesto en sus manos”?

Las respuestas serían múltiples y sorprendentes: periodista, autor de “páginas impresionantes” para el diario “Crítica” y, sobre todas las cosas, el “Juancito Caminador” de los ámbitos populares, mercados, plazas, corralones, estaciones y puertos. Decía el crítico Luis Soler Cañás en una emotiva recordación de hace años: “No existe un solo rincón de la urbe que el poeta deje de registrar en versos de factura novísima e imágenes de sueños”.

Pero el autor de “A la sombra de los barrios amados” iba mucho más allá de una mera geografía de Buenos Aires y el barrio del Once donde había nacido. Se sabe que era un viajero incansable y de ambiciones sencillas, que amaba a todo y a todos, que siempre “quería quedarse y quería partir”, llamado por las luces, las sombras, la belleza o misterio de todos los rincones...

Alberto Luis Ponzo.


NI GANZÚA NI JERINGA

José Gobello, presidente de la
Academia Argentina del Lunfardo *

Un reciente trabajo periodístico –del 5 de noviembre último– compuesto en el castellano coloquial de la city porteña, donde confraternizan los vulgarismos criollos y los tecnicismos usuales en otras cities de mayor envergadura, encuentro lo siguientes vocablos del lunfardo primitivo: bobo, gil, laburar, pibe. Los hallará el lector en el Diccionario Lunfardo que don Antonio Dellepiane publicó en l894.

Bastaría esa referencia para desmentir a quienes sostienen que el viejo lunfardo –aquél que conserva la marca de la inmigración aluvial– es lengua muerta. Más si el lector lleva su paciencia y su curiosidad a hojear el ya centenario repertorio de 414 términos, hallará que más de cuatro de éstos sobreviven aún a la “mass media” y al “smog”. ¿Es que no se escuchan acaso por las calles de Buenos Aires palabras como: afanar, atorrante, balurdo, bufoso, cabrearse, cana, chorro, chucho, debute, escabio, escolazo, fulero, funyi, grupo, guita, mango, mina, morfar, otario, pilcha, punguista, reo, shacar, timba, tira, vento? Muchísimos otros vocablos que Dellepiane consideró, talvez por deformación profesional “el idioma del delito” se han quedado, ciertamente por el camino. Pero es que toda lengua supone un fenómeno dinámico; tampoco las palabras son, sino que devienen, para decirlo heráclitianamente.

Joseph Vendryes, el gran lingüista francés llamó a los repertorios léxicos del tipo del lunfardo “lenguas especiales”. Modestamente (como diría Victorio Gasman) prefiero llamarlos “vocabularios marginales”. Florecen y prosperan, en efecto, al margen de los códigos lingüísticos oficiales de los diccionarios del idioma y del habla común. No son excrecencias lingüistas sino mera frondosidad idiomática. Se les atribuye, por lo general, una intención ocultista, una suerte de codificación para iniciados. Yo no me animaría a descartar, sin embargo, una intención elitista, la presunción de manifestar gustos o preferencias opuestos a lo del común, el afán de mostrarse diferente o perteneciente a un grupo diferenciado. Vendryes enseño que, “en general las lenguas especiales se desenvuelven sobre el fondo común de una lengua viva”; vale decir, que se trata de sinónimos contestatarios que desplazan del texto a las palabras que la autoridad lingüística o el establishment consideran ortodoxas. Tales sinónimos son como guiños traviesos o que el pito catalán que el hablante hace al diccionario. Donde el idioma general estatuye decir “me voy”, yo digo “me rajo” o “me pianto”. Pero no hablo así para que no me entiendan, sino para demostrar que soy un tipo corrido, educado en la famosa universidad de la calle –ese Harvard del reaje– que tengo estaño y mucha noche vivida. y si quiero todavía parecer todavía más piola y canchero esos términos los enuncio de atrás hacia adelante y bato: me topian, me las ropi.

Me imagino que existen grados de lunfardización. Veamos: en un modesto lunfardo primario podría decirse: “Me contó el inglés que el abogado llegó con su mina”. En un estadio más avanzado, el hablante diría: “Me batió el inglés que el abogado llegó con su mina”. Con un pasito más adelante, “Me batió el yoni que el abogado llegó con su mina” y ya en un lunfardizador graduado en Oxford diría: “Me batió el yoni que el boga aportó con la mina”.

El concepto no ha variado; tampoco la sintaxis. Sólo han desparecido del contexto algunas palabras castellanas, se las ha arrojado al desván y se han colocado en su lugar términos del lunfardo.

Y digo esto para que se reflexione en que la lunfardía no tiene tantos términos como el castellano y, por ende, el reemplazo no puede ser nunca total. Inclusive en la frase del ejemplo, persisten del castellano los artículos, el pronombre personal y la preposición. Y también para recordar que, aún cuando no es una lengua ni un habla , ni un dialecto, ni una jerga, el lunfardo es un fenómeno lingüístico tan dinámico como cualquier idioma. Más, si no es nada de los mencionado ¿qué corno es? se preguntará el atónito lector. Yo los defino del modo que sigue: repertorio de voces de diverso origen que el hablante de Buenos Aires empela en sustitución de otros que le son propuestas por la lengua común. Eso de la oposición es importante; Vendryes decía que “el argot debe su carácter ante todo a la diferencia de los vocabularios; en efecto, resulta de una especialización de la lengua común y como no existe más que por oposición a esta lengua común, es preciso que la oposición sea sentida constantemente mientras se emplee el argot”. Pero si la oposición llegar a modificar la fonética o a alterar la morfología y la sintaxis, se rompería el lazo que une el léxico marginal con la lengua de base y el vocabulario derivaría a dialecto, a habla, a idioma.
(...)
El hablante popular y el escritor popular valiéronse durante décadas, del gauchesco y del lunfardo. Sus términos fueron fijados por una profusa literatura (teatro, periodismo popular, letras de tango) y ello aseguró su sobrevivencia. Ahora la marginalidad parece multiplicarse por cariocinesis y, puesto que la literatura popular (si realmente existe hoy una literatura popular) rehuye las invenciones léxicas marginales, su utilización se convierte en un rito iniciático. Algunas de esas convenciones han trascendido, sin embargo, a sectores menos confinados: cortar el rostro, fiera, masa, hacer huevo.

¿Son lunfardas esas palabras y expresiones? Si, señor: esas y otras lo son, sin duda alguna ¿No se trata acaso de vocablos de diversos origen que el hablante de Buenos Aires utiliza en oposición a los que propone la lengua común? En el viejo lunfardo abundaban los términos delictivos (biaba, furca, escruche). En el nuevo lunfardo no están ausentes los términos de la droga (bajón, pálida, viaje, porro).Pero no debemos permitir que las unas o la otras nos lleven a generalizaciones engañosas. Ni el lunfardo es la tecnología de la ganzúa y la langue verte hablada ahora por los jovencitos porteños es el lenguaje de la jeringa.

* Gentileza de Revista bimestral “El Lunfardo” junio/julio 2005. El artículo original fue publicado en 1996.

LOS CAMBIOS DEL LUNFARDO

Marcelo Héctor Olivieri,
Academia Argentina del Lunfardo*


La renovación del lunfardo comienza, precisamente, cuando la creatividad popular ya no hace pie en los dialectismos y jergalismos italianos, sino que se vale de si misma.

El nuevo lenguaje juvenil empezó a advertirse en los diarios a partir de la llegada de Bill Haley y sus cometas en mayo de 1958. Las crónicas de la época comenzaron a utilizar entonces términos desconocidos para el común de la gente. Bill Haley, que llega a Buenos Aires para dislocar a la juventud porteña con el rock, afirma que el calypso no podrá desplazar a aquél. Este título apareció en el diario La Razón el 5 de mayo de 1958.

Con la llegada de los hippies y el rock cantado en castellano, los jóvenes cambiaron el traje gris por los blue jeans, el pelo engominado por el pelo largo y en sus muñecas empezaron a lucir pulseras de mostacillas.

Esas extrañas manifestaciones se acompañaban de un lenguaje pintoresco y audaz. Palabras como “loco, falopero, pijotero, pachuli, pálida, stone, beat, beatles, lelo, hippy, naufragar, roquero, cuevero, grasa, fisura, figurado, anfeta”, entre muchas integraban el habla juvenil.

Si bien esas palabras no eran entonces consideradas lunfardas, a lo largo de las décadas, empezaron a insertarse en el lenguaje lunfardesco.

Hacia 1976 surgió la palabra cheto que designaba al adolescente perteneciente a la clase media alta, característica de las zonas residenciales de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, tales como el barrio Norte, Belgrano y las localidades aledañas de San Isidro, Martínez y Punta Chica. El cheto escuchaba música disco; estilo nuevo le decían, quería parecerse a Travolta, se manejaba con un vocabulario distinto, donde tenían lugar vocablos como coparse, rayado, tirame las agujas, pálida, man, onda ñú ñu, boliche yes, yes. A los peinados se los llamaba afro y a los que consumían drogas se les decía que estaban colocados. El que iba de caravana hasta muy tarde podía quedar fisurado (arruinado).

Como tipo social el cheto pasará al olvido, del mismo modo que pasaron fifí, petitero y pituco. La palabra cheto no está ausente de ningún diccionario del porteñismo. José Gobello lo estudió con cierto detenimiento en su libro “Etimologías” (1978).

En las novelas de la década del 70 era común escuchar a los protagonistas juveniles decirse loco o flaco. Desde la década del 90 se han reemplazado estas palabras por el boludo y boluda. No se utilizan para insultarse solamente sino como un forma cariñosa de llamarse. Los hippies prehistórica, los cheto y la generación del 80, fueron absorbidas por el rock chabón y la cumbia villera.

Grupos como La Renga, los piojos y Los Redonditos de Ricota forman parte de los que llamamos el rock chabón. Incorporaron el lunfardo en sus letras y generaron modas que persisten en la actualidad. Cantarle al bario, al porro, al fútbol y a la libertad forman parte de ese estilo de vida. En los últimos años la cumbia villera ocupó el lugar marginal que tenía el rock y a través de sus letras mostró que contaba con un léxico propio.

En los años 40, cuando una chica era rápida con los hombres se decía que era una chica ligera de cascos; para la cumbia villera hoy sería una bombacha floja. Decir que se está en la pomada, también forma parte del tiempo del jopo o del ñaupa. Hoy se dice que se está de onda.

A esta altura podríamos preguntarnos ¿Cuál es el lunfardo del tercer milenio? Y la respuesta está dada en que el lunfardo actual es una mezcla del lenguaje, de los inmigrantes, compadritos, nuevaoleros, hippies, chetos, roqueros, heavies, punks, cumbieros, villeros, informáticos y yuppies de la city.

Para que un apalabra forme parte del diccionario lunfardo tiene que permanecer en el tiempo y trasladarse de generación en generación. No podemos olvidarnos que el pueblo agranda el idioma.

En los últimos años el periodismo ha inventado palabras que con el correr de los días se convirtieron en clásicos del lenguaje porteño. Como ejemplo recordamos corralito.

En tiempos de crisis, se hace más numeroso el uso de palabras técnicas, cuyo significado no siempre entienden los destinatarios del mensaje.

El fondo de la crisis como nadie ignora es el dinero llamémoslo guita, biyuya, mango o menega.

En definitiva, el lunfardo que hablamos y tratamos de estudiar siempre va a generar nuevos términos que hacen que, a esta altura, el diccionario ya estará desactualizado.

Seguramente muchas palabras están empezando a circular por las calles de Buenos Aires y muy pronto estarán en el habla cotidiana.

* Gentileza de Revista bimestral “El Lunfardo” junio/julio 2005.