logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
D.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar
 
Aumentar tamaņo del texto Disminuir tamaņo del texto
Padre Mugica 13/05/2007
a 30 años de la muerte del padre carlos mugica
Del Barrio Norte a la Villa 31 (parte II)
Por Hugo Presman

MUGICA Y EL PERONISMO

Con su amigo, el cura Jorge Vernazza formó parte del charter que volvió con Perón el 17 de noviembre de 1972. Su militancia peronista produjo una fractura en el MSTM. Con relación a la posición de la Iglesia, que se sumó a la oligarquía y al imperialismo para derrocar a Perón en septiembre de 1955, escribió:

“Si históricamente hubo algún desentendimiento entre la Iglesia y el peronismo, desentendimiento que en realidad abarcó solamente a sectores de ambos lados, éste se debió, más allá de los errores fruto de actitudes personales, a incomprensión por parte de hombres de la iglesia del sentido profundamente liberador del movimiento popular. Se debió a que algunos de nosotros en lugar de analizar la realidad desde el pueblo, desde los pobres como lo manda Jesús en el evangelio, infectados por una mentalidad elitista lo veíamos todo desde una óptica oligárquica. Y claro que para la oligarquía el peronismo era el desastre, la hora de los «negros».Pero para mis queridos cabecitas el peronismo fue, es y será, si continúa fiel a sus esencias y desarrolla su entraña revolucionaria, el movimiento de redención social más formidable que ha conocido nuestra Patria. Cristo nos enseña en el evangelio que el modo no ilusorio, no engañoso de estar cerca de Él, es estar junto a los hombres. Amar a Cristo es amar a los hombres”.

Tuvo un acercamiento con Montoneros a través de sus principales dirigentes a los que conoció en el desempeño de su función y luego participó algunos meses, cuando el peronismo llegó al gobierno como asesor ad honorem en el Ministerio de Bienestar Social. Sus disidencias con el titular, el siniestro Ministro José López Rega, lo llevaron a presentar la renuncia a los pocos meses. Pero como dice Martín De Biase había quedado entre dos fuegos. Para los Montoneros había colaborado con López Rega. Para López Rega era Montonero. Para los sectores recalcitrantes del catolicismo que crucificarían nuevamente a Jesús si resucitara, como las revistas Cabildo o El Caudillo, era un infiltrado, un subversivo. Su asesinato parecía inexorable.

ALGUNAS FRASES DE MUGICA

  • “La Iglesia es a la vez santa y prostituta. Pero aún con todas sus deficiencias, sigue siendo madre. Y aunque la madre de uno sea una puta, uno igual la quiere inmensamente”
  • “El pueblo no está haciendo la lucha armada. Cuando lo haga será correcta, pero antes no”
  • “Puedo morir por mis ideas, pero no matar por ellas”
  • “Nada ni nadie me impedirá servir a Jesucristo y a su Iglesia, luchando junto a los pobres por su Liberación. Si el Señor me concede el privilegio, que no merezco, de perder la vida en esta empresa, estoy a su disposición."
  • “No tengo miedo de morir. De lo único que tengo miedo es que el arzobispo me eche de la Iglesia”
  • Le gustaba repetir la frase del sacerdote francés, el abate Pierre: “Antes de hablarle de Dios a una persona que no tiene techo es mejor conseguirle un techo”

ALGUNOS FRAGMENTOS DE MISA PARA EL TERCER MUNDO

Escrita por Mugica, en algunos párrafos dice: “Señor ten piedad de nosotros/Señor ten piedad de nosotros/ Tu que has nacido pobre/ Y has vivido siempre/junto a los pobres/ Para traer a todos los pobres/ la liberación... / Te alabamos/ Porque luchamos para que nuestros niños/ hambrientos coman/ Te glorificamos/ Porque queremos destruir ya/ los instrumentos de tortura/ Te damos gracias/ Porque hay hombres que dan su vida/ en la revolución/ Te damos gracias, Señor/ Porque no sos un Dios espectador/ Sino un Dios hecho hombre/ Que padece el padecimiento de los hombres./ Te damos gracias, Señor.../ Señor Dios, Cordero de Dios/ Que sigues desangrándote/ en los hacheros del Norte/ Desangrándote/ En las favelas del morro/ Desangrándote/ En el frío de los pobres, Desangrándote/ en la carne del torturado/ Desangrándote./ La humilde María, lo parió en un establo/ Padeció mucho bajo Poncio Pilatos/ porque su causa era la de los pobres/ Lo clavaron en una cruz/ y murió con la muerte de los bandidos/ y bajó a lo hondo del hombre./ Resucitó, volvió a la vida/ y se puso la piel del Hombre Nuevo/ Resucitó/ subió a la vida/ y está junto al padre que todo lo puede/ porque es amor.”

(Sigue en Parte III)