logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
D.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar
21/02/2010
Se ramifica el espionaje porteño
Por Alfredo Roberti

La saga de las escuchas ilegales ofrece material digno de un culebrón televisivo. Tiene los mejores condimentos del género: cuando el desarrollo de la trama languidece los autores del guión introducen una novedad-sorpresa que renueva el interés de la platea.

Pero, a diferencia de aquel género, en las escuchas ilegales que comprometen seriamente al Gobierno de Mauricio Macri, aparecen todo el tiempo nuevos guionistas que aportan a una creación colectiva. Esta semana, la novedad vino de la mano de Carlos Ávila, ex titular de Torneos y Competencias, la empresa ex concesionaria exclusiva de la televisación de los torneos de futbol que en su último tramo manejó el holding Clarín.

Declaraciones de Ávila en el Juzgado de Oyarbide pusieron el foco en un actor de reparto o, si se quiere, en un personaje de otro folletín. El ex titular de TyC se habría acercado al Juzgado de Oyarbide “para saludar a un amigo” según sus declaraciones, pero el caso es que terminó formulando una hipótesis que vincula a directivos del Grupo Clarín y a Alejandro Burzaco —hermano del actual Jefe de la Policía Metropolitana— con las escuchas ilegales de las que fue víctima desde mediados del 2007 hasta el 2009, ordenadas desde un Juzgado Federal de Misiones sobre sus teléfonos. Supone Ávila que el único motivo para esas escuchas ilegales tuvo que haber sido las negociaciones, cuando aún dirigía TyC, con Julio Grondona, el Presidente de la Asociación de Fútbol Argentino, por la renovación de los contratos entre ambas partes.

La novedad, un tanto explosiva, es la aparición de los hermanos Burzaco en la trama cuyas ramificaciones no dejan de sorprender.

Ávila habría decidido presentarse ante el juzgado de Oyarbide cuando se enteró por la prensa de que existían llamadas entre el actual jefe de la cuestionada Policía Metropolitana, Eugenio Burzaco, y su predecesor en el cargo, el ahora detenido ex comisario Jorge “Fino” Palacios. Afirmó tener “razones fundadas para creer que las escuchas provenían del Grupo Clarín y TyC”, cuyo CEO es Alejandro Burzaco, el hermano de Eugenio, según publicó Buenos Aires Económico.

Clarín desmiente

A través de un comunicado, el holding "desmiente terminantemente las mismas por falsas e injuriosas . Llama la atención que un empresario actúe con tal desprecio por la verdad y afán de ofensa gratuita, salvo que esté motivado por intereses políticos o particulares"... "Suponer que el Grupo Clarín pueda estar vinculado con escuchas telefónicas, cuando sus directivos y periodistas han sido y son una de las víctimas más frecuentes de esta deleznable práctica, ofende la inteligencia y revela un comportamiento doloso. De confirmarse estas versiones, el Grupo Clarín iniciará las acciones penales correspondientes contra los participantes de esta falsa acusación". (El Grupo Clarín le responde a Carlos Ávila).

No deja de llamar la atención el modo elegido por Clarín para rebatir a Ávila: un discreto comunicado ¿Desde cuando un medio se expresa a través de un comunicado y no en sus páginas, espacios televisivos o radiales?

Burzaco, Kirschbaum, Fajre

El juez Oyarbide señaló que su juzgado revisará la declaración de Avila y la confrontará con la prueba reunida. En este sentido trascendió que el ex espía Ciro James, quien se encuentra detenido junto al ex comisario Jorge "Fino" Palacios en Marcos Paz, se comunicó cinco veces con Silvia Fajre, la esposa de Ricardo Kirschbaum, editor general del diario Clarín y ex funcionaria del Gobierno de Jorge Telerman. Esos llamados se efectuaron el 26 de agosto del 2006 y los días 21,22,24,25 de setiembre de 2009.

Lo que llamó la atención fue que los días 22 de setiembre a las 13.35 James retiró de la SIDE los casetes con las escuchas a Avila y ese mismo día a las 14.16 se comunicó al teléfono de Fajre. El episodio vuelve a repetirse el 24 a las 15.11; tras retirar otros casetes James se comunica al teléfono de Fajre a las 17.28.

Por fuentes vinculadas a la causa se supo que el teléfono en cuestión sería utilizado por el hijo de la pareja, Federico Kirschbaum quien es un joven especialista en seguridad informática. Kirschbaum hijo tiene una empresa en ese rubro: Infobyte Security Research. (Avila acusó a Clarín y a TyC por las escuchas telefónicas).