logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
Derechos.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar

08/03/2011
Cura pro matrimonio igualitario sancionado seguirá ejerciendo

El presbítero cordobés José Nicolás Alessio, sancionado por la Iglesia local con la suspensión de su ministerio luego de apoyar la ley del matrimonio igualitario, anticipó que seguirá ejerciendo porque considera un “despropósito” la sanción.

“La decisión de la curia cordobesa la voy a desobedecer absolutamente, porque si alguien me pide una misa o una confesión voy a hacerlo porque mi ministerio es para la gente. La estructura de la Iglesia no es dueña del ministerio”, sostuvo el cura en declaraciones formuladas a Radio Universidad Nacional de Córdoba. La sanción del Tribunal Interdiocesano del Obispado de Córdoba le impide ejercer el sacerdocio aunque sigue perteneciendo a la Iglesia desde el momento en que no fue excomulgado, explicó el párroco, de 53 años de edad.

Alessio, quien oficiaba misas en la parroquia de San Cayetano en el barrio Altamira de la ciudad de Córdoba, había sido suspendido provisoriamente en sus funciones el año pasado cuando se negó al pedido de la Iglesia para que se retracte sobre sus expresiones públicas a favor del matrimonio igualitario, que entonces se debatía en el Congreso Nacional.

“No estoy sorprendido pero sí preocupado por la decisión que ha tomado la Iglesia de Córdoba sancionándome en un juicio sumarísimo, sólo por opinar distinto, cuando hay otros casos más graves como el de los sacerdotes que cometen delitos aberrantes y que ni siquiera han merecido una amonestación de sus obispos”, cuestionó.

Alessio afirmó que jamás discutió la doctrina del sacramento matrimonial y que cuando opinó públicamente lo hizo sobre una ley del Congreso Nacional “que se debatió en función de todos los ciudadanos argentinos y de los miembros de la Iglesia, por la tanto la sanción que me imponen no tiene fundamentos”.

“Se me quita el oficio, se me quita el trabajo, pero voy a seguir ejerciendo con quienes me lo pidan”, repitió el cura, que consideró "preocupante que (la sanción) vaya a contramano de todo lo que nosotros buscamos, que es una sociedad abierta y más democrática”.(Télam)