logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
D.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar
26/10/2012
LEY DE MEDIOS-7D y la Sociedad Interamericana de Prensa
Dypra contra la misión de la SIP

Los asociados a Diarios y Periódicos Regionales Argentinos (Dypra) impugnaron el anuncio de que la(SIP) enviaría una misión a la Argentina el 7 de diciembre próximo, último plazo para la adecuación a la Ley de Medios. Lo hicieron mediante una solicitada que sale en los medios de todo el país.

(Ansol).- “La SIP anuncia que vendrá a Argentina en diciembre porque considera que exigir el cumplimiento de las leyes es una “amenaza” y que “la prensa independiente puede tener un capítulo oscuro” porque “el Gobierno pretende avanzar sobre los medios audiovisuales del Grupo Clarín” a los que califica como “los pocos que hoy informan con independencia del relato oficial”, sostiene el documento del de Dypra, difundido ayer por la tarde.

Y prosiguió: “Se trata de afirmaciones incomprensibles si se tiene en cuenta que este grupo apuesta a la permanente tergiversación y ocultamiento de informaciones sensibles para los argentinos”.

En este sentido, argumentaron que “cuando la presidenta (Cristina Fernández) le reprochó públicamente a la banca privada que estaba atrasada en un 85 por ciento en los fondos que debe destinar a financiar a la pequeña y mediana empresa del país, el Grupo Clarín eligió informar que la Jefa del Estado había usado la cadena nacional en horario central, omitiendo absolutamente el contenido del mensaje.”

Hacia el final de la solicitada, los asociados a Dypra advirtieron que “sostener que los medios del Grupo Clarín son los pocos que informan con independencia, constituye un agravio para los cientos de medios que en nuestro país informamos a la sociedad con mirada propia, y no pertenecemos a ese monopolio”.

Ante la misión de la SIP programada para el 7 de diciembre, manifestaron que “le exigiremos a Javier Matillas -nuevo presidente de esa entidad- que se reúna con nosotros. Nos gustaría que el señor Matilla se entere que después de muchos años por fin se terminó el cupo que Clarín y La Nación a través del dominio de la empresa Papel Prensa le imponían al resto de los diarios.”

“Nos gustaría que el señor Matilla se entere que de ese mecanismo se valieron los grupos monopólicos tanto para crecer asegurándose el papel más barato, como para frenar el desarrollo de sus competidores negándoles el acceso al insumo básico”, remató el comunicado.