logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
D.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar

20/05/2011
a propósito del campeonato mundial de tango de Buenos Aires
Amparos contra la discriminación a extranjeros
Material realizado por el equipo de investigación periodística de la agencia Télam.

El juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario porteño, Roberto Gallardo, dispuso hoy "la conexidad" de un amparo presentado por bailarines extranjeros que fueron excluidos del Campeonato Metropolitano de Tango, que piden que se suspenda la competencia para poder participar.

El magistrado que no interrumpió el certamen dispuso la conexidad del referido amparo con otro similar que había presentado la bailarina canadiense Susan Murray, quien sí pudo incluirse en el torneo al ser favorecida por un fallo de la jueza del mismo fuero Elena Liberatori.

Tras disponer la conexidad del amparo presentado por el grupo de extranjeros el juez Gallardo giró el expediente a su colega Liberatori.

Anoche se completaron las semifinales del campeonato metropolitano de tango, y Murray, quien participa gracias al primer recurso de amparo, llegó a la final en las tres categorías, tango, vals y milonga. Las tres competencias se realizarán mañana a las 20 en el teatro del colegio San José, de Azcuénaga 158.

El abogado Christian Rubilar, patrocinante del grupo que presentó el segundo amparo, dijo a Télam que probablemente no haya tiempo material para que la jueza Liberatori pueda interrumpir el Campeonato de Tango como lo solicitan.

Pero aún cuando la final del certamen se pueda llevar a cabo, la jueza puede anularlo o fallar para que el año que viene no se pueda prohibir a los extranjeros participar del encuentro como tampoco restringir la intervención de los provincianos.

El letrado explicó que "la medida (de conexidad) es técnicamente correcta" y puntualizó que el fallo de Gallardo "se centra en el artículo cuarto del reglamento". Las acciones judiciales en curso tendrán efecto “a futuro", sostuvo Rubilar, por el escaso tiempo que queda para que haya sentencia de Liberatori. Alison Murray, la primer demandante contra la segregación, junto con su marido, Carlos Boeri, lograron anoche llegar a las finales de tango, vals y milonga en las semifinales que se realizaron en el Club El Pial, del barrio porteño de Flores, ante la ovación de los demás competidores.

"Justicia", exclamó Alison mientras recibía felicitaciones tras conocerse el resultado de la semifinal del certamen. "Esto ya es el premio. Lo que pase en la final no importa, ya estoy feliz", añadió a Télam con su acento anglófono, atenuado por sus casi seis años de residencia en la Argentina.

Boeri, su esposo desde hace cuatro años y con quien tiene tres hijos, dos de ellos en común, dijo que ya habían recuperado la calma cuando vieron que un juez tenía en cuenta su queja ante el cambio de reglamento que les impedía inscribirse porque ella no era argentina.

Por otra parte, el abogado Rubilar baila con Mong Lan de Vietnam y representó a varios bailarines extranjeros que viven en Buenos Aires. También informó a Télam que habló con sus clientes y que, tras el logro de Murray, todos se mostraron conformes con el fallo de Gallardo y esperaban la decisión de Liberatori.

"Aún cuando ya no se pueda sacar la prohibición discriminatoria este año, porque la causa puede quedar en abstracto o ser extemporánea, logramos mucho de lo que quisimos", completó