logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
D.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar
21/05/2010
un guión de campaña
El increíble armado K de causa contra Macri por escuchas ilegales
Por Alfredo Roberti

Macri acusa a los Kirchner. "Están detrás de la ridícula causa en contra mio por las supuestas escuchas ilegales" dice el Jefe de Gobierno. Sus dichos no superan la mera especulación política. Sin embargo una serie de elucubraciones nos ha permitido organizar el siguiente guión con la intención de darle carnadura a las sospechas de Mauricio. Renunciamos a copyright alguno. El material es de libre reproducción, incluso para Durán Barba.

El revés de la trama

La truculenta iniciativa arrancaría con la destitución de la Policía Federal de Jorge “El Fino” Palacios en 2004. Se habría tratado en realidad de un arreglo. La idea sería tenerlo como reserva para futuras operaciones. Y no tardaría en presentarse la primera oportunidad. Enterado Kirchner de las apetencias políticas de Macri habría instruido al Fino para que estreche vínculos con él. Haciendo valer el rol de liberador del joven Mauricio de su cautiverio, el Fino le pide conchabo como director de seguridad del Club. El Presidente de Boca accede y allí comienza a consolidarse la amistad entre ambos. Genuina de parte de uno, pero artificiosa y torva del otro, el espía kirchnerista infiltrado en Boca.

Llegaría finalmente la prueba de fuego para Jorge Palacios. Macri confía ciegamente en él. Lo nombrará como titular de la Policía Metropolitana. Sus credenciales como profesional de primera línea habían sido revalidadas con sendos galardones de la DEA y el Estado de Israel, méritos que ningún otro policía haya conseguido jamás.

Hay que mencionar, sin embargo, que el ex comisario tenía alguna que otra cuestión pendiente con la Justicia local. Hubo desprolijidades de su parte en el manejo de la investigación en el atentado contra la AMIA y Palacios termina siendo procesado por el juez federal Ariel Lijo. Mauricio no lo puede creer y tiene que resignar a su mejor hombre, sin saber que en realidad se estaba desprendiendo de un espía kirchnerista infiltrado en su gobierno.

También ignoraba el Jefe de Gobierno la bomba de tiempo que le dejaba el Fino: una estructura de inteligencia destinada a comprometer su gestión y hacerlo aparecer como partícipe de una asociación ilícita. Aquí vale un tirón de orejas a Mauricio: el exceso de bohonomía y credulidad –propias de un emprendedor honesto y exitoso– son un obstáculo en el sucio mundo de la política (o la “politiquería” como el mismo acostumbra a denostar con justa razón).

La pata judicial de la conspiración K

Pero la historia del increíble armado pergeñado por Néstor Krchner tiene una pata judicial, sin cuya participación, la arremetida contra el empresario no hubiera prosperado. ¿A qué juez recurrirá el ex Presidente? A uno que tiene un pasado contaminado con escándalo sexual (lo recordó Macri al anunciar su recusación) y un presente con fallos pro K: se trata del Juez Oyarbide. (La causa contra Jaime en su Juzgado sería una mera cortina de humo).

El juez federal lo procesa entonces como partícipe de una asociación ilícita con fundamento en dos circunstancias: las supuestas intervenciones amparadas o solicitadas por Macri del teléfono de Sergio Burstein de Familiares de la AMIA y el del extravagante parapsicólogo Néstor Leonardo. Aquí vale tomar partido en favor de Mauricio, ¿Quién no se jugaría para defender a la propia hermana de uno, si tuvo la mala idea de contraer matrimonio con un advenedizo caza fortunas? Palabras más palabras menos, ésta es la médula de la confesión de Mauricio a Gabriela Cerruti en una serie de charlas para el libro El Pibe, de la legisladora y ex periodista.

Burstein: un aliado K

El caso Burstein es harina de otro costal y para iluminar la escena vaya este dato: Burstein se convirtió al kirchnerismo después que los K compraran la pista iraní, tan cara a los familiares de víctimas de la voladura de la mutual judía.

Nobleza obliga, Sergio Burstein anuncia que le han pinchado uno de sus teléfonos, la señal de partida para poner al descubierto la supuesta participación necesaria de Macri. Del cruce de llamadas surge un celular de Ciro James, a su vez hombre de confianza de Jorge Palacios, implantado por éste como eje de toda la oscura (aunque brillante en términos de astucia) maniobra de Kirchner. Lamentablemente, como resultado de su obediencia debida tanto Ciro James como Palacios están presos, pero si fueran condenados en juicio Néstor instruiría a la presidenta para que emita el respectivo perdón presidencial al día siguiente. No le quepa duda.

Una incógnita: el rol de los jueces misioneros

No queda claro el rol de los jueces misioneros Rey y Gallardo en esta historia. ¿Habrá sido Kirchner quien les pide su participación? Si así fuera ¿son entonces parte del complot? ¿Qué móvil habrán tenido aquellos para arriesgarse a legitimar los pedidos de escuchas solicitados a la SIDE en decenas de oportunidades, implicando a Burstein, abogados y empresarios en causas por robo y/o asesinato para justificar los pedidos de intervención oficial?

Aquí la cuestión no cierra, ya que quien tiene vínculos con políticos y empresarios en Misiones es Macri, no Kirchner. Macri pensó en su momento presentarse como senador por Misiones, de la mano de su amigo, el ex gobernador de la provincia Ramón Puerta y, entre otros contactos logrados en la época que ganaba licitaciones como titular de la empresa Socma, emplea actualmente como presidente de la Corporación Buenos Aires Sur y jefe de su campaña política 2011 a Humberto Schiavoni hijo. Humberto Schiavoni padre fue uno de los dos integrantes del jury misionero que votó en contra (hubo otros cinco votos a favor) de la destitución de los ex jueces investigados por haber permitido las escuchas ilegales contra familiares de víctimas de la AMIA.

En la página 122 de la sentencia de procesamiento a Macri, Oyarbide transcribe declaraciones de Gabriela Cerruti:

“Asimismo, refirió que el titular de dicha corporación era Humberto Schiavone, miembro del Tribunal Superior de Justicia de la provincia de Misiones durante el Gobierno de Puerta.-Agregó igualmente, que la Fiscal que solicitó las escuchas en la causa de Misiones era prima hermana del Gobernador Ramón Puerta, la cual solía frecuentar la plantación del nombrado en la localidad de Apóstoles, llamada “El Cruce”, añadiendo que tanto la Fiscal, como Puerta, son oriundos de dicho lugar.
Por otra parte, sostuvo que el domicilio fijado por MACRI en Misiones era en esa plantación, refiriendo igualmente que MACRI pasó muchos fines de semana en dicho lugar, por lo que no le resultaba extraño que el nombrado
conociera a la mencionada Fiscal”.

El capítulo misionero es, sin dudas, el eslabón más débil en la hipótesis de conspiración kirchnerista. Pero la caja de los K es tan enorme como su odio contra Macri, y no hay que descartar que haya entrado en juego para tentar a los ex magistrados.

Mauricio y el 2011

Como quiera que sea la destitución de Oyarbide parece estar a la vuelta de la esquina. Macri acaba de presentar una prueba irrefutable de la conspiración kirchnerista contra el jefe de gobierno. En una conversación que el senador Maya sostuvo con Oyarbide en noviembre del año pasado, éste (en un arrebato de sinceridad, impropio de su investidura) le habría confesado estar presionado para “llevarse puesto a Macri”. Aunque no haya testigos, la prueba es contundente. Todo lo demás es cartón pintado. ¿Marcará ésto el principio del fin de la era K y la definitiva consolidación de la gran esperanza blanca para las presidenciales 2011?