logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
Derechos.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar
27/10/2011
ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE NÉSTOR KIRCHNER
Gracias Néstor
Por Natalia Leiva

Hace un año atrás, los argentinos nos preparábamos para participar de un nuevo Censo Nacional de Población. pero la mañana del 27 de octubre de 2010 nos encontró con una noticia inesperada: la muerte del ex presidente Néstor Kirchner.

El hecho conmovió a toda la opinión pública nacional. El hombre que había marcado un momento histórico en la política argentina al enfrentarse contra el campo, el Ejército, la Iglesia y con los medios de comunicación, había sufrido una descompensación cardiaca.

A partir de su muerte no tardaron en circular diferentes versiones sobre el nuevo mapa del poder político nacional. Al mismo tiempo que muchos sectores auguraban el fin de la política K, la ciudad se iba empapando de mensajes alentadores dirigidos a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Fuerza Cristina” y “Néstor Vive” fueron de los más repetidos.

La herencia que Kirchner recibió el 25 de mayo de 2003 fue una deuda que ascendía a 178.000 millones de dólares acompañado de uno de los índices de paro, pobreza y marginación social más altos de la historia argentina.

Desde el primer momento encaró, con decisión y firmeza, la compleja situación del país priorizando los derechos humanos, la lucha contra la corrupción y la revisión de las políticas económicas neoliberales.

Aquel 27 de octubre, una concentración de jóvenes, niños, hombres y mujeres de todas las edades colmaron la Plaza de Mayo de manera espontánea para despedir a quien fuera el hombre que devolvió al pueblo las ganas de confiar nuevamente en la política. Se acercaban llenos de tristeza para dar su respaldo a la Presidenta, recordar a Néstor y dejar flores, fotos e imágenes.

En la Casa Rosada fue declarado un duelo de dos días. Una multitud de personas despedía con lágrimas y un largo adiós al mentor de un cambio político que llevó al pueblo a retomar las viejas banderas para llevarlas a la victoria. Pronto se vivió un clima de compromiso con Cristina Fernández demostrado a través de gritos de aliento y palabras de fuerza.

El no respetaba protocolos. Consciente de que mejorar la vida de los que menos tienen es blanco fácil de conflicto, apostó al cambio e inició el arduo trabajo de la reparación social.

Llevó adelante una activa política para promover los Derechos Humanos e impulsó el enjuiciamiento a los responsables por crímenes de lesa humanidad ocurridos durante los años 70 realizados por el gobierno del Proceso de Reorganización Nacional.

Muy pocos hombres o mujeres de la política argentina fueron despedidos como él, entre abrazos, lágrimas y acompañado por miles de jóvenes que recobraron el interés político al sentir que un nuevo modelo era posible.

En Río Gallegos se construyó un mausoleo que será inaugurado este jueves 27. El mismo, medirá 13 metros de largo por 15 metros de ancho y 11 metros de altura. Allí descansarán los restos del ex presidente que hoy se encuentran en un panteón familiar a 200 metros del lugar.

Al cumplirse un año de su fallecimiento, no quedan más que palabras de agradecimiento por aquel hombre que dio su vida por la política, que inició el arduo trabajo de reconversión social, abrió nuevos caminos de lucha y emprendió la hermandad de los países latinoamericanos.

Con él en el poder, progresivamente, el país fue recuperando su pulso vital. El nuevo rumbo económico que había tomado el país se fue afianzando a lo largo de los cuatro años de su gobierno. ¡Gracias Néstor! (Télam).-