logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
Derechos.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar
27/10/2011
ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE NÉSTOR KIRCHNER
El hombre que hizo historia
Por Eduardo Franco

El 27 de noviembre de 2010, quedó marcado en la historia de nuestro país. Néstor Carlos Kirchner, fallecía a los 60 años en la Ciudad de El Calafate (Provincia de Santa Cruz) como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio. En ese momento lo acompañaba su esposa Cristina Fernández de Kirchner.

Ni su deteriorado estado de salud, frenó a ese ser con una vocación política pura. Centenares de miles de personas acudieron a brindarle su cariño, respeto y agradecimiento. La Plaza de Mayo se unía en un gran sentimiento de dolor y en búsqueda de una respuesta al deceso de ese hombre que cambió sus vidas.

Lágrimas, aplausos y cánticos de recuerdo sonaron durante dos largos días. La gente se agolpaba en las puertas de la casa de Gobierno para poder darle el ultimo adiós, el hasta siempre. Flores, pancartas, banderas hechas a pulso por las personas que peregrinaban por la avenida de Mayo daban cuenta de tamaño dolor.

Líder por naturaleza, luchó por la integración de los países de América del Sur. Con la creación de la UNASUR ocupó el cargo de secretario general y, en su corto lapso, ayudó a resolver diversos conflictos que se presentaron en la zona.

Es así que siete países sudamericanos brindaron su respeto decretando duelo oficial: Brasil, Venezuela, Paraguay, Uruguay, Colombia, Chile y Perú.

Es que resultan innegables las acciones de tipo socio-político-económicas que se adoptaron durante su mandato, en el que logró remontar las anteriores gestiones en las cuales se aplicaron políticas neoliberales que llevaron a declarar a la Argentina en default.

La política sufría una ruptura con la sociedad allá por diciembre de 2001. Con la llegada del casi desconocido político oriundo de Santa Cruz en el año 2003, se abría otro interrogante: ¿Cuál sería el rumbo que tomaría para recuperar a un país desvastado y con creencias nulas por parte de la sociedad?

Ni bien asumió Kirchner comenzó a salirse del protocolo presidencial y se fusionaba entre abrazos y pedidos de las personas que asistían a los actos. Esta actitud, muchas veces criticada, fue la que repitió en infinidad de oportunidades y con la cual el pueblo comenzaba a identificarse.

Sin lugar a dudas dejó marcada su huella en la política, tomó a los derechos humanos como bandera y se comprometió con todos los organismos que se veían relegados.

La lucha contra la pobreza era, en ese entonces, un problema muy serio y logró combatirla aplicando medidas que favorecieron a la industria nacional. Así se fueron recuperando poco a poco las empresas que se habían cerrado.

Fueron muchas las acciones que ayudaron a que la política vuelva a tener un espacio de interés por parte de gran parte de la sociedad. El crecimiento del PBI, el de las reservas, y el superávit fiscal, la liquidación de la deuda que mantenía el país con el fondo monetario internacional, entre otras.

Hoy en día son muchas las agrupaciones integradas por jóvenes recientemente incorporados a la vida política. Es que ha quedado demostrado que política no es mala palabra.

Las transformaciones muchas veces llevan a tener un arco opositor en el cual lo único que prevalece son los intereses propios y donde se minimizan los avances que tanto costaron obtener.

No es casualidad que el domingo 23 de octubre más de la mitad de la población Argentina volvió a optar por seguir profundizando el modelo de país que se viene implantando desde la asunción de Kirchner en mayo del 2003.

En tiempos de crisis mundial, nos encontramos en una posición inmejorable. Definitivamente a Néstor Kirchner se lo reconocerá más aún con el paso de los años.

“Hay personas que mueren y hay otras que dan la vida” (Télam).