logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
D.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar
01/06/2010
Y Macri lo hizo
Impedirán que los sin techo mueran de frío
Por Alfredo Roberti

“Macri se juega mucho con la obra de la Ciudad, está bien evaluada pero es necesario que haga más cosas relacionadas con los sectores populares. Le va a ir bien con eso” Durán Barba, asesor de marketing político de Mauricio Macri en declaraciones a Radio Mitre, evaluando las perspectivas presidenciales del Jefe de Gobierno.

Si la temperatura baja drásticamente un batallón de asistencia a la gente “en situación de calle” repartirá viandas, ropa de abrigo y les permitirán quedarse también durante el día en los paradores habilitados para pernoctar.

Allá lejos quedaron las declaraciones de Mauricio acerca de los cartoneros (“delincuentes que roban la basura”, un capital —cabe recordar— patrimonio de Manliba, la empresa familiar del grupo). No era para menos el contrato de la Ciudad con Manliba le permitía cobrar por peso de los residuos y no por área limpia como es ahora.

También es cosa del pasado la campaña cuyo eslogan “el espacio público no se negocia” habilitó a patotas de la disuelta UCEP a sacar a patadas y trompadas y quitarles colchones, mantas y enseres a familias en la intemperie en calles, plazas y parques. Eso no estaba bien visto por la sociedad. El porteño medio parece querer que le saquen de la vista al pobrerío de los lugares por donde él o ella transitan, pero prefiere los buenos modales.

Ni que hablar de los desalojos compulsivos que el Jefe de Gabinete de la Ciudad se vanogloria de estar haciendo silenciosamente, sin ruido, y cuyo resultado es el aumento de gente viviendo en la calle, pero que ahora recibirá ropa y comida si hace mucho frío.

Sabios consejos, entonces, los de Durán Barba a Mauricio para que “haga más cosas relacionadas con los sectores populares”. Por ello, en los próximos meses veremos esta fascinante transformación de crisálida en mariposa de M.M., convirtiéndose de hombre de negocios de derecha en líder populista de los porteños, sin distinción de clase pero con fuerte énfasis en los más necesitados, aunque siempre con el rabo del ojo puesto en las clases sociales que le dieron el triunfo, un capital electoral que no hay que descuidar. “Hemos hecho inversiones en paradores e incorporado equipamiento tecnológico y recursos humanos que nos van a permitir llegar y aumentar la capacidad de dar respuesta a la gente que está sufriendo”, puntualizó el nuevo Macri.

Termómetro en mano listos para actuar

Cual bomberos prestos para atacar el fuego, los equipos de emergencia social transitoria estarán listos para salir a la calle de inmediato tras un aviso. Pero, a diferencia de los bomberos, nadie tendrá que llamarlos. La señal, en estos casos, será el descenso de las marcas térmicas. Estas son las pautas para actuar:

La prevención se pondrá en marcha toda vez que los partes meteorológicos indiquen sensación térmica igual o inferior a 8 grados, de 21 a 6, pero en caso de que se registre una ola de frío polar, el plan se implementará durante todo el día”.

Es de suponer que 9 grados de mínima desactiva el plan de emergencia, los pobres se quedarán sin vianda y por la mañana quienes durmieran en los paradores tendrían que dejarlos. ¿Qué pasará con 10 grados, viento y lluvia inclemente?. Lógicamente se podrán hacer especulaciones varias y cálculos cruzados.

Aquí cabe recordar los límites del asistencialismo. No es cuestión de canilla libre, vendrían del conurbano y quizá hasta de los países limítrofes a usufructuar esa nueva etapa populista de Macri. ¿De dónde saldrían los fondos para atenderlos a todos? Desde luego del contribuyente, el comerciante o monotributista que paga ingresos brutos, del vecino dueño de una propiedad que obla ABL, del automovilista radicado en Capital con el impuesto a la patente y así de seguido. Por lo tanto no seamos fáciles en la crítica del estrenado populismo macrista, el hombre tiene que gobernar para todos los sectores y cuidar a sus parroquianos por igual.

Más información
Plan de Prevención Frío 2010