logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
Derechos.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar
17/06/2010
sin respuesta oficial
En La Boca, se agrava la degradación de la avenida Pedro de Mendoza
Por María Lorena Suárez


La Fundación x La Boca, una de las organizaciones sociales más representativas de los vecinos del barrio, presentó públicamente hace más de un año, un proyecto para la recuperación de la avenida Pedro de Mendoza, en la zona del bajo autopista, que contemplaba los siguientes puntos:

  • Consolidar un proyecto definitivo consensuado con los distintos actores que poseen intereses legítimos en el área.
  • Constituir un recorrido turístico sobre la ribera a nivel peatonal y de ciclovía.
  • Lograr la continuidad vial para tránsito limitado.
  • rdenar el movimiento del transporte de carga, mitigando el impacto sobre el barrio, desalentando el tránsito pasante de los camiones con contenedores que no tienen origen ni destino en La Boca.
  • Mantener las actividades productivas tradicionales del barrio, generadoras de empleo e identidad, con los ajustes necesarios para que resulten compatibles con los anteriores objetivos.
  • Brindar seguridad al área
  • Controlar y resolver la situación de las intrusiones irregulares.
Este proyecto fue también presentado oportunamente a las autoridades del Gobierno Nacional y a las autoridades del Gobierno de la Ciudad, sin embargo, pese al interés declarado, hasta ahora nadie ha hecho nada y la zona se encuentra cada vez más degradada.

La situación Actual
La Av Pedro de Mendoza constituye un tema prioritario para La Boca y para toda la Ciudad. Desde que se construyó la Autopista Buenos Aires – La Plata, todo el sector urbano afectado por el bajo autopista, ha quedado sumergido en un proceso de creciente degradación. Pese a los constantes reclamos ante el Gobierno de la Ciudad por parte de la Fundación, no han logrado que realicen siquiera el mantenimiento del escaso alumbrado público de la zona, que se encuentra sin funcionar.

La falta de políticas sociales y de vivienda en esta área, al igual que sucede con la Villa 31 de Retiro, torna el problema cada vez más difícil de solucionar.

Turismo
Desde el punto de vista del turismo, la no resolución del sector produce un corte en lo que constituye un corredor turístico natural de enorme potencialidad. La Boca y Puerto Madero, son dos de los principales puntos de atracción de interés turístico de la ciudad y la avenida costera en cuestión, su vinculación más evidente.
A lo largo de este trayecto se encuentra localizado el edificio de la Ex Italo, que tiene una obra en marcha para reciclarlo como un gran Auditorio de música, el cual funcionará también como sedes de las orquestas Sinfónica y Filarmónica de la Ciudad y La Nación. Cuando este equipamiento se encuentre funcionando deberá contar, en forma imprescindible, con un esquema de circulación y accesibilidad por la Av Pedro de Mendoza.

Espacio Público
Desde el punto de vista del espacio Público, la zona cuenta con una potencialidad a partir su relación con el espejo de agua de la Dársena Sur, pudiendo generar un paseo continuo peatonal entre Caminito y Puerto Madero.

Tránsito e inseguridad vial
Desde el punto de vista de la transitabilidad, la situación generada de hecho desde hace años presenta una enorme inseguridad. De forma absolutamente precaria, los vehículos que por ella circulan, deben recorrer un camino completamente aleatorio esquivando las columnas de la autopista, en medio de un cuadro de incertidumbre e inseguridad.

Por las degradadas condiciones en las que se encuentra la zona, el tránsito es bastante reducido aunque no obstante, existe el riesgo latente que un camión embista alguna de las columnas que forman parte de la estructura de la autopista.

La responsabilidad por la gestión
Las razones apenas esbozadas y la obvia necesidad de realizar las obras en este sector de la Ciudad, han chocado no obstante con trabas permanentes por parte de distintos órganos ejecutivos que han demostrado desidia y falta de decisión política para poder resolver el problema. Esta actitud negligente le cuesta a la comunidad la consolidación de situaciones de hecho como las intrusiones que hacen al problema cada vez más caro y difícil de solucionar.
Uno de los principales escollos que se han manifestado es el de la superposición de jurisdicciones que se verifica respecto a la responsabilidad de quien le compete intervenir. El resultado es que en medio de esa discusión nadie hace nada y la situación está cada vez peor.

Es por esto que los vecinos de La Boca solicitan a las autoridades de la Ciudad se coloque al proyecto de la traza de la Av Pedro de Mendoza en vía ejecutiva.

“La recuperación de la Traza Pedro de Mendoza tiene que estar enmarcada en un plan estratégico de recuperación de área. Que reconozca la identidad del barrio, su patrimonio cultural e histórico y que tenga en cuenta también la cultura del trabajo que siempre a ha caracterizado a esa zona de la ribera”, declaró Antolín Magallanes, Director Ejecutivo de Fundación x La Boca.