logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
Derechos.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar

01/08/2011
Cuestionan acuerdo de construcción sobre espacios verdes de Casa Amarilla y selección arbitraria de beneficiarios

El Movimiento por el Resurgimiento de La Boca alerta sobre el acuerdo que suscribirá en los proximos dias el Gobierno de la Ciudad en un pleito judicial y convoca a los vecinos a manifestar su protesta concentrándose el jueves 4 de agosto entre las 18.30 y 20.00 en Casa Amarilla (Av. Alte Brown y 20 de Septiembre)

Antecedentes

En el mes de octubre de 2009, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó un proyecto en la Legislatura (Trámite N°200902660) para que se lo autorice a la venta de los terrenos de Casa Amarilla, así como de otros situados mayoritariamente en el barrio de La Boca, señalando que con ello podrían reunir fondos para edificar en otras zonas de la Ciudad. Frente a la avalancha de críticas recibidas, el Gobierno de la Ciudad finalmente desistió de la idea.

Durante el 2010, el Instituto de la Vivienda que preside el Ing. Omar Aboud, alcanzó un acuerdo con un pequeño grupo de preadjudicatarios de las 1200 viviendas que se habían intentado construir en Casa Amarilla durante la gestión de Aníbal Ibarra. Este acuerdo, que fue presentado para su homologación en la Causa que tramita ante la Sala II de la Cámara Contencioso Administrativo y Tributario del Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires, contiene los siguientes puntos:

  • En Casa Amarilla se construirían 438 viviendas en lugar de las 1200 proyectadas en el año 2004;
  • La Asociación Civil Casa Amarilla seleccionara a los 438 beneficiarios que accederían a las nuevas unidades habitacionales de entre los más de 1200 inscriptos;
  • La Asociación Civil Casa Amarilla administrará los Consorcios de los edificios a construir;
  • La Asociación Civil Casa Amarilla desistiría del reclamo que se construyan 1200 viviendas y aceptaría 438 en su lugar.

Que implica este cuestionable Acuerdo:

  • Que el Gobierno de la Ciudad, que tiene la obligación de construir 1200 viviendas en el barrio de La Boca, sólo va a construir 438. Con ello el Gobierno porteño se ahorra unos cuantos millones de pesos, y se olvida de una situación extremadamente grave como la que atraviesa el barrio de La Boca.
  • Que una recientemente formada entidad, con este único objetivo, va a “decidir” a quien se le adjudican los 438 departamentos en Casa Amarilla, cuando la función de adjudicación de las viviendas que construye el IVC se debe hacer por sorteo o con un criterio objetivo de prioridades, que dicha entidad no posee. ¿Quién garantiza entonces la transparencia del acto de adjudicación?
  • Que se perderán por capricho y/o oscuros negociados, los últimos espacios verdes disponibles en La Boca, cuando existen cientos de terrenos para construir viviendas enLa Boca, muchos de ellos propiedad del Gobierno de la Ciudad.

Es muy importante mencionar que los predios que originalmente estaban destinados a Urbanización Parque para el barrio de La Boca, según el Código de Planeamiento Urbano vigente, fueron enajenados en distintas gestiones, habiéndose cedido dos amplísimos predios al Club Atlético Boca Juniros. Y el tercero a la Armada, donde obra la réplica de la Casa Amarilla. Sobrado motivo para reclamar que se compense con estos predios desocupados a ésta y a futuras generaciones de ciudadanos. l Movimiento Vecinal por el Resurgimiento de La Boca del Riachuelo viene sosteniendo que con la misma plata que ahora se planea construir en Casa Amarilla se pueden edificar las mismas viviendas o muchas más en la trama urbana del barrio y con ello se logran varios objetivos:

  • Los vecinos que carecen de viviendas acceden a una casa propia, y salen de las condiciones terribles en las que habitan en conventillos y casas en pésimo estado de conservación;
  • Se mejora la trama urbana con nuevos edificios, que van a mejorar la seguridad, e impulsaran nuevamente el comercio y las actividades productivas de La Boca, hoy en una situación casi inexistente; diversificando la inversión y los destinatarios.
  • Se preserva un valiosísimo espacio verde, que podrá ser transformado en un gran parque público para que disfruten todos, no sólo los actuales habitantes del barrio, sino las futuras generaciones.

Existen en La Boca cientos de terrenos ociosos, baldíos, o con viviendas en ruinas; muchos de ellos de propiedad del mismo Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, donde se pueden construir los 438 departamentos proyectados para Casa Amarilla y muchos más.

Si se construyen las viviendas en la trama urbana de La Boca, se mejora todo el barrio, y beneficia a todos los Boquenses. Y también se preservan los terrenos de Casa Amarilla como un Parque Público para que puedan disfrutar todos.

Es perfectamente compatible construir viviendas para los que las necesitan en la trama urbana del barrio, y preservar a Casa Amarilla como un espacio verde para que pueda ser utilizado por todos.