logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
D.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar
03/06/2012
en la Boca
Protesta de damnificados por incendio de conventillo

Carmen Machado, dirigente social y familiar de damnificados del incendio del conventillo de las calles Alfredo Palacios y Garibaldi, explicó hoy que "es una bomba de tiempo vivir en los conventillos de La Boca, porque están todos muy deteriorados", al tiempo que señaló que los vecinos se sienten "desprotegidos" por el Gobierno de la Ciudad.

"Si el Gobierno de la Ciudad no hace cargo, ¿tenemos que esperar que venga el Gobierno de Paraguay para que se haga cargo de esta Ciudad? Acá estamos desprotegidos, es una cosa de locos. No se trata del primer conventillo que se incendia; estamos hablando de más de veinte. Y no queremos que mañana le pase a otro", agregó Machado en diálogo con Télam.

Recientemente afectados por el temporal que azotó a algunas zonas del sur de la Ciudad y del Conurbano bonaerense, las familias que alquilaban en el conventillo incendiado vuelven ahora a reclamar ayuda a las autoridades porteñas, porque el incendio del jueves pasado (del cual todavía se desconoce su origen y se esperan los resultados de las pericias) los dejó nuevamente en la calle. "Primero el temporal, ahora el incendio", agrega Carmen, a la vez que evoca que "en La Boca todo puede pasar, porque ya hubo un montón de incendios, como los de la calle Necochea (2007), el de la calle Rocha (2009). El jefe de Gobierno, Mauricio Macri, se olvidó de los conventillos para abajo".

"El Gobierno de la Ciudad conoce mejor que nadie esta realidad en La Boca. Macri ha sido presidente del Club Atlético Boca Juniors durante mucho tiempo. No se olviden que quiso agrandar el estadio tratando de sacar a vecinos de los alrededores, que arregló la Av. Patricios con la intención de tener su oficina ahí. Se olvidó de los conventillos para abajo", agregó.

Explicó que hoy hubo una reunión entre familias y abogados para "ver cómo está la causa, las pericias, porque hay que evaluar cómo está el terreno", y explicó que "la idea de las seis familias es quedarse a vivir acá, dialogar con el dueño, volver a construir y seguir alquilando. No piden que les regale nada. Son trabajadores del barrio y quieren seguir viviendo acá".

Por su parte, Gabriel reiteró que "no es la primera vez que se incendia un conventillo", pidió que "el Gobierno de la Ciudad resuelva esto lo antes posible" y aseguró que las autoridades porteñas le dijeron a los damnificados que "por el fin de semana largo, debían esperar hasta el lunes para iniciar un diálogo con ellos".

"Se trata de treinta y siete personas que fueron llevadas por el Gobierno de la Ciudad a distintos paradores porteños, con sólo algunas pocas pertenencias que pudieron rescatar. Pero ahora decidieron volver a esa esquina, a la calle donde se incendió el conventillo y pusieron una carpa ahí", cuenta Gabriel, vecino de la zona, quien está colaborando con las familias desde el primer día.

Además, el dirigente anticipó que van interferir en el problema los representantes electos de la Comuna 4, que en las reuniones consultivas realizadas en estos últimos días han decidido firmar un documento para la creación de comisiones "que se van a dividir según la problemática de cada vecino (Télam).