Una medida de no innovar al traslado del penal de Villa Devoto

A 40 años del incendio que terminó con 65 presos muertos, el juez federal Daniel Rafecas definió la prisión preventiva para el ex jefe del penal y otros tres agentes. Además, dictó una medida de no innovar que impide el traslado de la cárcel.

La Legislatura aprobó el jueves 7 de junio un convenio entre el Gobierno metropolitano, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y la Agencia de Administración de Bienes del Estado a los efectos de mudar la cárcel de Villa Devoto y permitir emprendimientos inmobiliarios en sus actuales terrenos. 
El convenio fue aprobado con 37 votos positivos de Vamos Juntos, Partido Socialista y Mejor Ciudad; la abstención de 14 legisladores de Unidad Ciudadana, Bloque Peronista, Suma+ y Gen y la oposición de 5 diputados del Frente de Izquierda y Autodeterminación y Libertad.

El 14 de mayo de 1978 agentes del Servicio Penitenciario Federal gasearon y ametrallaron a presos del penal de Villa Devoto, a los que luego dejaron morir quemados y asfixiados. A 40 años de la “Masacre del Pabellón Séptimo”, que terminó con 65 muertos y otras 89 víctimas de brutales torturas, el juez federal Daniel Rafecas procesó ayer con prisión preventiva al ex jefe del penal y a otros tres penitenciarios por tormentos seguidos de muerte.

El magistrado dictó además la orden de no innovar sobre el lugar donde ocurrieron los hechos, medida que reclamaba el colectivo “No al traslado de la cárcel de Devoto” y que frustra al menos por el momento los negocios inmobiliarios proyectados por los gobiernos de Mauricio Macri y de Horacio Rodríguez Larreta.
Leer más

Noticias Relacionadas