agosto 20, 2018

Bomberos voluntarios rechazan recortes del presupuesto

Bomberos Voluntarios de todo el país reclamaron contra un recorte de 614 millones de pesos que afectará el funcionamiento de los 900 cuarteles repartidos en todo el territorio argentino.

Bajo el lema “la Argentina puede quedarse sin bomberos voluntarios” los trabajadores se concentraron en el Congreso de la Nación para realizar un abrazo simbólico en protesta por los recortes en el presupuesto. La intención era rodear el edificio con los autobombas y hacer sonar las sirenas.

Sin embargo, la Policía lo evitó y generó un momento de suma tensión por un posible enfrentamiento. “No somos el enemigo, nosotros vinimos pacíficamente y queremos abrazar el Congreso. Hay un capricho del Estado para impedirlo. Nadie pide nada más que no sea el cumplir la ley”, señaló uno de los bomberos en medio del caos

“El Gobierno no nos da respuestas, estamos acá frente al Congreso de la Nación para denunciar una iniciativa que lleva adelante el Ministerio de Seguridad que quiere modificar la ley para quedarse con más 319 millones de pesos que corresponden a bomberos para llevarlos a otras áreas del gobierno”, dijo Carlos Alfonso, Presidente del Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de Argentina.

“Reclamamos el cumplimiento de la ley 25054, ley del bombero voluntario en Argentina. Estamos acá para que no descontinué el subsidio que perciben los 43000 mil bomberos voluntarios que tiene el sistema.

Aún no se distribuyeron 147 millones de pesos correspondientes a los fondos del año 2017 ni los 614 millones de este año. El estado nacional se está apropiando de forma ilegal de nuestros fondos. Esto perjudica a las 1000 instituciones bomberiles que hay en el país y significa menos equipación de protección personal, menos equipamiento y menos autobombas para los cuarteles. Y afecta profundamente a los gastos de funcionamiento: compra de combustibles, lubricantes, repuestos para las unidades y todo lo que hace a la vida interna de los cuarteles. Así se afecta a la posibilidad de las unidades bomberiles de atender rápido y con eficiencia a los ciudadanos cuando suena la emergencia.

El Gobierno no nos da respuestas, estamos acá frente al Congreso de la Nación para denunciar una iniciativa que lleva adelante el Ministerio de Seguridad que quiere modificar la ley para quedarse con más 319 millones de pesos que corresponden a bomberos para llevarlos a otras áreas del gobierno. Los bomberos voluntarios de la Argentina no somos gasto público. Tenemos financiamiento propio y genuino, que proviene de las ventas de todas las pólizas del parque automotor y que por ley están obligadas a hacer el aporte de cinco por mil de la totalidad de esas ventas. Esa plata no es para pagar sueldos, porque somos voluntarios y le regalamos horas hombre al Estado argentino. Queremos que los fondos lleguen a las instituciones bomberiles para que sigan siendo profesionales. La plata no es para nosotros, somos todos voluntarios”.

Noticias Relacionadas