Cómo defender los talleres: entrevista a un usuario

CONFLICTOS EN EL PROGRAMA CULTURAL EN BARRIOS

Por Ximena Méndez

Daniel Bosco es oriundo de La Falda provincia de Córdoba, se encontraba reanudando el Taller de cuentos cuando en marzo lo sorprendió la novedad: uno de los talleres dados de baja era el de su profesora Andrea Babini. Junto a algunos de sus compañeros está tratando de armar una asociación de vecinos en donde se pueda defender el programa de talleres a través de los usuarios de este servicio que brinda el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

¿Cuándo conociste el programa de talleres?
Lo conocí hace cuatro años. Me acerque porque siempre tuve la inquietud de escribir y el taller de cuentos me brindaba esa posibilidad. Además me encontré con una docente de primera y un grupo humano muy bueno en el taller.
Desde entonces me pareció que este programa con todos sus talleres son muy productivos tanto para el barrio como para la ciudad. Sin embargo no han sido bien difundidos, ni se ha invertido en ellos desde el gobierno de la ciudad. Ni en los sueldos docentes ni en los insumos.

¿Cómo fue que decidieron armar la asociación de talleristas? 
A partir del recorte en horas que se dispuso en marzo. Con el cual no estaba de acuerdo porque se recortaron por lo menos en el Centro cultural Lacamera de San Telmo, precisamente aquellos talleres que mejor funcionaban. Uno de ellos el taller de cuentos donde yo concurro.

¿Por qué pensás que es uno de los que mejor funcionan?
Nosotros en el taller, además de la clase a la que concurrimos una vez por semana participamos de cafés literarios; editamos una publicación que financiamos entre nosotros sin aporte alguno del GCBA y sin patrocinador alguno, con la producción literaria que hicimos durante el transcurso del taller.

¿Qué esperás de la asociación de talleristas?
En principio que seamos realmente una asociación. Desde que empezamos a defender el programa contra el recorte machista.. Yo, por ejemplo, me levantaba a las 6 para mandar mails a todos mis compañeros. Fuimos a la defensoría, a las reuniones con el Ministro Lombardi y también con Jaramillo y se hace difícil cuando un funcionario como Jaramillo te contesta que “encima de todo tengo que atender a los vecinos”.

Sin embargo, no se trata de una monarquía…
¡Claro que no! Tenemos el derecho de ser atendidos por nuestros funcionarios ¿ te cuento algo? Luego de la protesta en el Festival de tangos. Un domingo andaba por el barrio de la Boca, lo vi al Ministro Lombardi, así que me acerque a conversar con él. Cuando me vió y me reconoció me insultó diciéndome que “son unos H… de P…”, que le habíamos arruinado la apertura del festival, que ¡que nos creíamos! Y una serie de incongruencias como que él era “troskista- leninista”.

¿Cómo te cayeron esos insultos y precisamente de un Ministro de Cultura?” 
Por un lado me pareció muy desubicado viniendo de un funcionario al cual me acerqué con respeto y educación. Pero pude ver que la protesta no ha sido en vano. Aunque demuestre su molestia de esta forma poco digna del cargo que ocupa.
Hay que entender que hay chicos de la calle que concurrían a los talleres y éste programa les deba una contención que de otro modo no tendrían. Y que curioso que también se recortaran precisamente estos talleres para chicos.

¿Cómo vez esta situación de cara al futuro?
Lo que más me preocupa es la desidia de las personas, ahora cuando voy a los talleres y hablo con los otros talleristas para que se sumen ya no les hablo de la importancia que tiene el programa para el enriquecimiento del entramado social. Sólo les digo “si cierran los talleres por un curso como el que estás haciendo vas a tener que pagar 140 pesos”
Si bien además del grupo de mi taller contamos con varios talleristas de otros barrios que se han comprometido. Necesitamos que sean más y más las personas que se sumen y se comprometan. Porque además de ir a protestar, hablar con los funcionarios, a la Defensoría, tenés que sumar que en mi caso trabajo más de diez horas por día y tengo que darme tiempo para poder escribir. Que es el motivo por el cual voy al taller. Lo que yo mas quisiera es poder ir al taller y saber que no lo van a dar de baja. Y que la docente que es de excelencia esté bien paga.

Para adherir a la asociación de talleristas:
[email protected] (Daniel Bosco) Cel: 1567574375; [email protected] (Marcelo Panico) Cel: 1548708822

Noticias Relacionadas