Crean Sistema de Atención Telefónica de Emergencias unificado 

APRUEBAN PROYECTO DE LEY PARA LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

En la sesión del día de ayer la Legislatura porteña sancionó el proyecto de ley del diputado Diego Santilli, que crea el número telefónico 911 para reportar emergencias.

Hoy, en la Ciudad existen números diversos números para pedir ayuda o reportar accidentes, catástrofes, etc. como el 103 (Defensa Civil), 105 (Emergencia Ambiental), 107 (Emergencia Médica ), 102 (Ayuda al Niño) y el 108 (Emergencia Social).

Según el autor del proyecto en cuatro meses podría estar funcionado en la Ciudad el número único (911). Las llamadas serán atendidas por operadores que las derivarán a los servicios respectivos como Bomberos, Defensa Civil, SAME, etc.

En la Provincia de Buenos Aires el 911 funciona desde enero de 2005. “Allí, en los primeros 13 meses de funcionamiento —comenta el matutino Clarín en su edición de hoy— el servicio recibió 10.200.000 llamadas, pero con un problema significativo: el 85 por ciento de esas comunicaciones fueron fallidas. Se trató de falsas denuncias o de bromas a los telefonistas”.

Si el dato fuera fidedigno, se habrían hecho unas 867 mil denuncias falsas y/o bromas en sólo 13 meses, lo cual invita a pensar porqué no se hacían antes a los números que el 911 unificó y cuál podría ser el posible rédito de mantener insensatamente ocupados a operadores y servicios de emergencia. Descartando cualquier hipótesis conspirativa por absurda, sólo resta pensar en un sentido del humor masivamente enfermizo en la población de la Provincia de Buenos Aires o en un serio error en la magnitud de los datos comunicados.

Como quiera que sea, la Legislatura bonaerense ha reformado el Código de Faltas, imponiendo multas de hasta $ 40.000 o arrestos de hasta 60 días a quien efectúe falsas denuncias o utilice el 911 para gastar bromas.

En Estados Unidos se utiliza el 911 desde hace años. Por una macabra coincidencia el atentado a las torres gemelas y al Pentágono ocurrido el 11 de setiembre, pasó a designarse 911 (Nine eleven, setiembre 11 según la notación de fechas estadounidense que coloca primero el mes y después el día).

Un folleto de la Administración Federal de emergencias dirigido a la población hispana de Estados Unidos indica que el 911 “es el número de teléfono que usted debe marcar en caso de una emergencia”. “Este servicio —advierte— está disponible al público sin tener en cuenta ciudadanía o estado legal. No necesita un número de Seguro Social u otra identificación para llamar y recibir ayuda. La llamada es gratis, ya que el acceso al servicio es parte de su factura mensual del teléfono.

  • LLAME al 911 en caso de: Emergencias médicas Incendios, accidentes de tráfico, violencia doméstica u otros crímenes
  • NO LLAME al 911 para: Pedir información sobre la hora o el clima, reportar problemas con los servicios públicos como la electricidad, el teléfono, el agua, etc. La operadora de 911 le hará una serie de preguntas para mandarle ayuda lo antes posible. Todos los centros de 911 tienen acceso a los aparatos TDD (Aparatos de Telecomunicaciones para los Sordos) y pueden proveer el mismo nivel de servicio para los sordos que tienen estos aparatos”

En Buenos Aires, comentó el autor del proyecto: “El 911 no sólo debería convocar a bomberos y policías, sino también al SAME, a Defensa Civil y a la Guardia Urbana”, agregando que pretende que el 911 coordine todas las fuerzas que intervienen en una emergencia, “de modo que se complementen en vez de estorbarse, como pasó el 30 de diciembre de 2004” dijo el diputado Santilli en alusión al incendio de Cromañón, que cobró 190 vidas.

Noticias Relacionadas