septiembre 18, 2018

Evocaron A Simone Veil en el debate del #8A

En el tratamiento de la ley de Aborto  legal, seguro y gratuito que tuvo lugar el #8A,  el legislador por Chubut Mario Pais, evocó la figura de Simone Veil para recordar –ante la inminencia del voto negativo del Senadoque también la ley que ella impulsó en Francia y se popularizó con su nombre, no fue aprobada en su primera presentación y que más temprano que tarde también en nuestro país la ley sería aprobada.

Carismática y profundamente feminista, Simone Veil, fallecida a los 89 años en 2017, estuvo marcada por su deportación a Auschwitz y se convirtió en una de las grandes figuras de la política francesa, luchando toda su vida para defender la condición de las mujeres.

Defensora de los valores morales y republicanos, esta feminista inflexible fue la primera mujer en ser ministra en Francia, así como presidenta del primer Parlamento Europeo. Su combate por la legalización del aborto le valió admiración pero también la convirtió en blanco de virulentos ataques, que incluso se burlaron de su condición de víctima del Holocausto.

Nacida el 13 de julio de 1927 en Niza, en el sudeste de Francia, en una familia judía no practicante, fue deportada en 1944 al campo de exterminio de Auschwitz. Logró sobrevivir junto con sus dos hermanas, pero sus padres y su hermano murieron. “Creo ser una optimista, pero desde 1945 estoy desprovista de ilusiones”, resumió. “Sesenta años después, todavía me atormentan las imágenes, los olores, los gritos, la humillación, el viento y el cielo lleno del humo de los hornos”, dijo en una entrevista en televisión en 2005.

El aborto inducido fue tipificado como delito con la promulgación del Código Napoleónico o Código Civil de Francia en 1804. Durante la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial, el régimen de Vichy hizo que la práctica del aborto fuera castigada con la pena capital. La última ejecución tuvo lugar en 1942. Después de la guerra, la pena de muerte para castigar la práctica del aborto fue abolida así como los tribunales especiales se crearon para hacer frente a casos de aborto.

Simone Veil ejerció como magistrada hasta 1974, cuando fue nombrada ministra de Sanidad en el gobierno del conservador Jacques Chirac. Su duro combate para lograr impulsar la ley que despenalizaba el aborto en Francia, que contó con los votos de la izquierda pero con la oposición de la derecha, la convirtieron durante mucho tiempo en la personalidad más popular de Francia, aunque también tuvo detractores. “Escribieron en la puerta de mi casa: ‘Veil = Hitler'”, recordó en el año 2000, cuando fue nombrada presidenta de honor de la Fundación Francesa para la Memoria del Holocausto.

Infatigable, Veil regresó a comienzos de los años 90 al Gobierno como ministra de Estado encargada de Asuntos Sociales y Sanidad del Gobierno de Édouard Balladur. En 1997 pasó a presidir el Alto Consejo de Integración y, un año más tarde, ingresó en el Consejo Constitucional de Francia, donde permaneció hasta 2007. Desde 2008 era miembro de la Academia francesa.

 

Noticias Relacionadas