Fallo por picadas ilegales permite comprar respiradores para hospital público

En el marco de un juicio abreviado, la justicia porteña había homologado en junio de 2017 el acuerdo arribado entre el Ministerio Público Fiscal y dos imputados por conducción riesgosa y daño agravado.

Ambos compitieron a alta velocidad al volante de vehículos de alta gama por las avenidas 9 de Julio, General Paz; Donado, Santa Fe, Sarmiento y Juan B. Justo.

De acuerdo a lo resuelto, se los condenó a ambos a la pena de un año de prisión en suspenso, dos años de inhabilitación especial para conducir, y entre otras reglas de conducta, la difusión en Instagram de imágenes o videos sobre educación vial. En la sentencia se ordenaba también el decomiso de los vehículos que formaron parte de la “picada” para “su venta en subasta pública”.

Con el producto de ese remate se adquirieron dos nuevos respiradores de última tecnología con destino al Hospital General de Agudos “Parmenio Piñero”, ubicado en Av. Varela 1301, de esta ciudad. Los automóviles, una Pick Up Chrysler Ram 1500 y un Porsche Cayenne Turbo, fueron vendidos por el Banco Ciudad por valor de $1.297.314.

En el acto de instalación de las dos unidades estuvo presente el titular del juzgado Nro, 10 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Pablo Casas, juez a cargo de la causa, quien reconoció la labor del fiscal de primera instancia Gonzalo Viña, por haber logrado que “en menos de 48 horas, a partir de un video viralizado, se reconocieran a los autores de los hechos; que se condenen esos hechos, en menos de una semana, y que concluyeran con este material que, desde hoy, está instalado en el Piñero”.

Noticias Relacionadas