Hallaron 4 millones de vacunas vencidas en un frigorífico de la Ciudad de Buenos Aires

El ministro de Salud, Ginés González García, denunció el hallazgo de cuatro millones de dosis de vacunas vencidas en un frigorífico del barrio porteño de Constitución por un costo total de 1.400 millones de pesos que se suman a las más de 12 millones de dosis encontradas en depósitos de la Aduana en el inicio de su gestión.

Son vacunas vencidas durante el gobierno anterior que no se habían distribuido a las provincias; nunca estuvieron a disposición de los argentinos“, dijo en diálogo con la prensa el titular de la cartera de Salud, que concurrió al frigorífico Oneto y Compañía, en Solís 1958, donde se exhibieron las cajas de las vacunas.

Esto no tiene explicación, es una desaprensión total del Gobierno anterior“, dijo González García, quien se presentó en el lugar junto a escribanos de Nación.

Nos llegó la factura por el estibaje de millones de vacunas compradas en 2015 y 2016 y vencidas durante el gobierno anterior“, afirmó al respeto el funcionario, rodeado de unas 20 cajas de diferentes laboratorios cuyas etiquetas indicaban la fecha de compra y vencimientos entre los años 2016 y 2018.

Un comunicado distribuido más tarde por el Ministerio de Salud precisó que ante el hallazgo de las vacunas vencidas “inmediatamentamente se instruyeron las acciones para reactivar la licitación y los trámites necesarios para la destrucción de los insumos vencidos“.

Comunicado oficial del Ministerio de Salud de la Nación

Salud avanza en la destrucción de 4.000.000 de dosis de vacunas vencidas adquiridas entre 2015 y 2019.

Estas vacunas se encontraban en un depósito. Dentro del inventario se identificó un embarque completo de 600.000 dosis de triple bacteriana acelular y más de 2.200.000 dosis de vacuna antigripal.

Al inicio de la gestión del ministro de Salud de la Nación, con el objeto de regularizar la estrategia de prevención primaria a través de las vacunas, Ginés González García realizó las gestiones pertinentes para eximir de impuestos y liberar de los depósitos de aduana más de 12 millones de dosis de vacunas; algunas de las cuales llevaban más de 7 meses en el depósito de frío de la aduana. Al mismo tiempo, se identificaron alrededor de 4 millones de dosis de vacunas vencidas en un depósito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, algunas de las cuales datan del año 2015. Ante esta situación inmediatamente se instruyeron las acciones para reactivar la licitación y los trámites necesarios para la destrucción de los insumos vencidos.

De manera conjunta el Ministerio de Salud de la Nación y la SIGEN, iniciaron las acciones y sumarios correspondientes. El costo de las dosis se estima en 1.400 millones de pesos mientras que el costo derivado del almacenamiento desde 2015 y la destrucción rondan los 19 millones de pesos.

Cabe mencionar, que promediando el presente año, desde el Ministerio de Salud de Nación se solicitó la presencia en el Frigorífico Oneto de la Escribanía General de la Nación, personal de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, y de representantes de la Secretaría de Acceso a la Salud, la Dirección Nacional de Medicamentos y Tecnología Sanitaria, la Dirección de Asuntos Judiciales, la Unidad de Auditoría Interna y la Sindicatura General de la Nación, a fin de realizar un inventario y constatar la cantidad y tipo de material almacenado.

No me gusta el pase de facturas

El ministro responsabilizó al Gobierno anterior por las vacunas vencidas encontradas y dijo que eso evidencia que era una administración a la “que no le importa la gente“.

En el fondo era un gobierno que no le importaba la gente porque esto es plata del Estado“, señaló Ginés y, sin mencionarlo, apuntó contra el ex ministro de Salud devenido luego en secretario, Adolfo Rubinsntein, quién “está habitualmente en la televisión explicando lo que hay que hacer, dando consejos” sobe el manejo de la pandemia de coronavirus.

El ex ministro degradado a secretario de Salud se defendió con lo primero que tuvo a mano para esquivar las 4 millones de dosis de vacunas que dejó abandonadas.

Ante la denuncia del ministro Ginés González García sobre el hecho de que sus predecesores macristas abandonaron las vacunas pese incluso al costo de 1.400 millones de pesos que el país había pagado por ellas, el ex secretario de Salud Adolfo Rubinstein salió a defenderse como le salió, y no fue de la mejor forma.

No me gusta el pase de facturas“, argumentó el ex ministro degradado, al tiempo que acusó a los hechos comprobados de ser parte de “una operación” en contra de él.
Esto arrancó en 2016-2017, yo no estaba en la gestión. Dos millones de las cuatro  que se vencieron eran vacunas antigripal. En 2016 se adelantó mucho el comienzo de la circulación viral y se compraron. Afortunadamente no se usaron“, afirmó en diálogo con Radio Mitre.

Noticias Relacionadas