Hospital Borda: trabajadores de la Salud desprotegidos en la pandemia

“Los trabajadores denunciamos a Horacio Rodríguez Larreta y su gobierno, no están dando a los profesionales de la salud los elementos necesarios para el cuidado sobre el Covid-19” sostuvo Silvia Noemí Painceira, psicóloga, delegada de Salud Laboral de ATE en Radio Gráfica “en esto estamos todos unidos –agregó– no queremos aplausos, queremos insumos”.

Recordó que “el 26 de abril se cumplieron 7 años de la salvaje represión que hubo en el Hospital Borda, que siempre está en nuestra memoria”. Destacó que la madrugada de ese día “entraron por detrás del Hospital, por la calle Perdriel, la policía metropolitana, rompiendo los portones de entrada como en época de la dictadura” fueron más de 350 efectivos los que estaban en el predio.

Painceira manifestó en el programa Tejiendo Redes que cuando llamaron a los profesionales que trabajan en el Hospital, al llegar “vimos cómo estaban formados para reprimir como si hubiera gente atacándolos, como eso nos sorprendió llamamos a los medios”.

La psicóloga detalló que “el objetivo principal fue demoler el Taller 19, que funcionaba dentro del Hospital”. Explicó que la pretensión del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires era obtener esas tierras “para construir allí el Centro Cívico, y como los trabajadores resistieron y habían presentado una cautelar, eligieron el camino de la represión” y describió que nadie respondía las preguntas que les formulaban “adujeron que el problema era que los techos tenían asbesto” un aislante térmico que se usaba en las construcciones de la ciudad.

La delegada de ATE denunció que al producir la demolición “dejaron contaminado todo el predio, demostrando que a los funcionarios del PRO no les interesan los seres humanos, sólo les importan sus intereses inmobiliarios” y subrayó “fue un día terrible porque reprimieron a profesionales, pacientes, periodistas y legisladores”.
Resaltó que “a esto decimos nunca más en ningún lugar ni en ningún hospital, no olvidamos ni perdonamos toda esta situación” resaltó que “ahora nos quieren reprimir dejándonos sin insumos”.

Gabriel Cavia, subsecretario gremial de la Asociación de Profesionales del Hospital Borda, recuerda dicha represión en diálogo con El Grito del Sur como “un acto criminal planificado que llevaba a un solo objetivo: un gran negocio inmobiliario encabezado por Nicky Caputo. Fue una locura absoluta, nosotros presentamos denuncias pero Macri tenía un gran blindaje no sólo en los medios sino también en la Justicia. Salvo una multa, no hubo ningún tipo de condena”.

“Este episodio infame fue un avasallamiento a la salud pública y los derechos humanos”, opina por su parte Sara del Valle, integrante del Taller del Tomate.

En medio de la pandemia más fuerte de los últimos 100 años, los trabajadores y las trabajadoras del Hospital reclaman falta de Equipos de Protección Personal (EPP) para desarrollar sus labores, entre los que se cuentan la necesidad de barbijos quirúrgicos, máscaras y camisolines.

Gonzalo Sánchez, delegado por ATE Capital, cuenta que “estamos atravesando una situación muy particular por falta de insumos, que están siendo comprados por los propios trabajadores. El Covid-19 viene avanzando y sabemos que, tarde o temprano, va a entrar al hospital. Trabajamos con una población adulta mayor y, por las enfermedades que se tratan allí, se hace muy difícil el distanciamiento social y la implementación de ciertas normas de higiene. Si llegamos a tener algún caso, va a ser muy difícil controlarlo internamente“.


Fuentes: propias, Radio gráfica, elgritodelsur.com.ar

 

Noticias Relacionadas