Las empresas de servicios certificarán la viabilidad de nuevas construcciones

ANTES DE EDIFICAR, LAS CONSTRUCTORAS PEDIRÁN PERMISOS

En la sesión del 28 de junio, la Legislatura de la Ciudad aprobó una modificación al Código de planeamiento Urbano que obliga a las empresas prestatarias de los servicios de provisión de gas, electricidad, agua potable y desagües cloacales, a certificar que la infraestructura instalada es suficiente para satisfacer el incremento de la demanda que genere una obra nueva, sin deterioro de la calidad del entorno.

Con la modificación al artículo 2.1.2 del Código de Planeamiento Urbano (“Datos a consignar en el certificado de Uso Conforme”) se procura evitar la afectación producida en el abastecimiento y la calidad de los servicios públicos esenciales por el crecimiento habitacional en algunos barrios de la ciudad, así como garantizar la calidad de vida de los vecinos.

Entre los datos a consignar en el certificado deberá especificarse: nombre y apellido del usuario y datos del profesional competente; ubicación, medidas y superficie de la parcela; especificación y categorización de la actividad a desarrollar, para los usos conformes y de impacto ambiental; la firma del usuario y profesional competente; certificado de factibilidad y disponibilidad de recursos de redes de servicios públicos para obras nuevas o de ampliación de obras existentes, en edificios destinados a vivienda multifamiliar.

La obligación de las empresas de servicios

  • La empresa prestataria de los servicios de provisión de gas certificará las especificaciones orrespondientes a caudal de gas y presión de gas.
  • La empresa prestataria de los servicios de provisión de electricidad certificará las especificaciones correspondientes a la calidad del producto técnico suministrado y nivel de tensión.
  • La empresa prestataria de los servicios de provisión de agua potable y desagües cloacales certificará las especificaciones correspondientes a presión de agua, caudal de agua, continuidad del servicio de abastecimiento de agua potable e inundaciones por desbordes de desagües cloacales.

Hasta ahora las empresas constructoras estaban obligadas a requerir un certificado de factibilidad de AySA para construir en los barrios de Coghlan, Palermo,Caballito, Villa Pueyrredón y Villa Urquiza tras una medida del Ejecutivo de la Ciudad por problemas de provisión de agua y de cloacas en esos barrios.

La nueva ley deberá ser promulgada por el Poder Ejecutivo de la Ciudad para entrar en vigencia.

Noticias Relacionadas