Montenegro compró uniformes a implicado en caso AMIA y promete desalojar piqueteros

En abril de 2008 el ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad de Buenos Aires firmó un decreto de necesidad y urgencia en el que se ordena la compra de uniformes para la nueva policía metropolitana. La firma beneficiada por esta orden directa de compra sin licitación (ni explicación alguna acerca de la urgencia) es la empresa de un involucrado en el caso AMIA. Se trata de la fábrica de la familia Kanoore Edul. El comisario Alberto “Fino” Palacios –cuestionado titular de la Policía Metropolitana designado en el cargo por el Jefe de Gobierno– habría alertado a Alberto Jacinto Kanoore Edul horas antes de realizar un allanamiento a su domicilio, en conexión con la voladura de la AMIA.

“El nombre de Alberto Jacinto Kanoore Edul se hizo famoso cuando apareció escrito en el expediente judicial más importante de la Argentina: el atentado contra la AMIA. Y su origen sirio bautizó una de las pistas, aún no profundizada, sobre el ataque terrorista. Por las omisiones investigativas en cuanto a esta pista, la fiscalía pidió la detención del ex presidente Carlos Menem, de su hermano Munir, del ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy y del ex juez federal Juan José Galeano… Kanoore Edul es investigado en la causa AMIA porque el 10 de julio de 1994 (ocho días antes del atentado, cuando la Trafic usada como bomba pasó a manos de los terroristas) llamó a Carlos Telleldín, el último tenedor de la camioneta. Declaró que buscaba comprar una Trafic y había visto un aviso en Clarín. Telleldín fue absuelto por el ataque al declararse nula parte de la prueba en su contra, pero la Corte Suprema de Justicia ordenó volver a enjuiciarlo” (Página 12, julio 28 de 2009).

Horacio Vertbisky sostiene que Montenegro “dispuso en forma directa la compra de uniformes por 97.104 pesos a Texticorp, empresa en la que figura como titular Alicia Z. K. Edul. Al mes siguiente, la resolución 432, del 30 de mayo de 2008, le adjudicó otros 800 sweaters por 61.600 pesos, ya que otra empresa que había cotizado mejor precio que Texticorp informó que no podía proveer la mercadería

Liliana Parada, legisladora del bloque Igualdad Social señaló que “la compra de los uniformes policiales, innecesariamente realizada por vía de excepción, mediante la cual se favorece a Kanoore Edul, amigo de Palacios (implicados ambos en la causa AMIA), amigo de Montenegro y amigazo de Macri, muestra una vez más que en cuestiones de negocios, para este gobierno no hay como los amigos“.

Calles libres de piquetes

Ahora el ministro Montenegro anunció que la nueva fuerza va a “liberar” las calles bloqueadas en “defensa de la ley”. En declaraciones radiales Montenegro sostuvo: “en un piquete se hace cargo la Policía Metropolitana porque es una contravención, y hay que hacer cumplir la ley, y esto no significa que la Policía vaya a reprimir, si el juez ordena algo y el Policía no cumple la orden va preso el policía; hay que poner orden. La gente está reclamando que haya orden en la Ciudad de Buenos Aires”

Sería también esclarecedor que el ministro explicara su apego a la ley (de Compras de la Ciudad de Buenos Aires) que justifique la contratación de uniformes policiales con los Kanoore Edul en forma directa y por qué era urgente encargarlos un año y medio antes de que comiencen a usarlos los nuevos efectivos de la Policía metropolitana.

Más información
Nada fino
Uniformes manchados con sangre

Noticias Relacionadas