Nuevas críticas al proyecto Vitali – Di Filippo que atenta contra la actividad de los medios barriales de comunicación

La nota apareció en la publicación gráfica “Caballito Vive” en la edición de este mes de agosto y la firma su editor, Juan Carlos Mineldín.

Los medios-diputados de la Ciudad Elvio Vitali y Facundo Di Filippo, son los autores de un proyecto de ley que pretende reemplazar a la vigente Ordenanza Nº 52.360 sobre los medios barriales porteños. En un tiempo donde el debate sobre la concentración de la comunicación, las palabras, la información y las opiniones, atraviesa toda la región latinoamericana, los medios-diputados quieren exigir a las microempresas de medios vecinales de Ciudad de Buenos Aires requisitos abusivos para justificar un ínfimo porcentaje de publicidad estatal.

Entendedores que hoy, como nunca, el espacio político se refugia en el derecho que le otorguen los medios masivos de “figurar” para sobrevivir en la representación popular, los medios-diputados están dando una lección del “arte de lo posible” a sus colegas.

En vez de repudiar que a los multimedios que manejan Telefónica, Clarín, Hadad, Torneos y Competencias, se les otorgó una renovación por 15 años para seguir explotando las frecuencias de todas las radios, las licencias de todos los canales -a excepción del 7- y el papel necesario para producir La Nación, Clarín y Página/12, los medios-diputados están preocupados por fijar un concurso anual de calidad a los medios barriales ¡supervisado por “los grandes medios”! ¿Hasta dónde quieren llevar el monopolio de la información y la opinión?

Curioso criterio el del proyecto de ley: no se comienza por discutir la asignación presupuestaria a la publicidad en medios barriales, en función de un porcentaje del total de la partida anual del Gobierno de la Ciudad. Los medios-diputados fijan la pauta de acuerdo al “diario de mayor tiraje en la Ciudad de Buenos Aires” (léase Clarín). El 0.75% del valor de la publicidad en la página 7 del diario del monopolio de las comunicaciones.

El art. 4º del proyecto de marras especifica la prohibición de contar con más de un medio de comunicación vecinal (es decir un periódico y una página web por ejemplo). Los medios-diputados ¿pretenderá democratizar y desconcentrar el poder de los medios vecinales?

Parece que los medios-diputados al elaborar el proyecto de ley se olvidaron que son los medios barriales las voces más auténticas que hoy encuentran los vecinos y que en ellos ningún “poderoso” dicta la agenda de los temas que hay que hablar. Y lo más preocupante es que también se olvidaron del “progresismo” que declamaban cuando eran candidatos.”

Noticias Relacionadas