POR EL DÍA MUNDIAL DEL AGUA CONVOCAN A MANIFESTAR FRENTE AL RIACHUELO

Por Liana Pietrafita

El martes próximo 22 de marzo estaremos en La vuelta de Rocha, junto al Riachuelo en La Boca, Pedro de Mendoza 1835, frente a la Escuela 9. A las 13 hs.

No sabría precisarles todo lo que vamos a hacer. En principio, la idea es comprar una corona mortuoria por todos los que han muerto a causa de la contaminación de esas aguas y los que morirán, porque no hay miras de que vaya a sanearse y ni siquiera a parar decontaminar, y hacer un Responso por el agua pura.

Les cuento que otra de las ideas era analizar agua del río para poder decir concretamente, que contenía la muestra. Muchos me dijeron que no hacía falta porque el olor ya es prueba de la contaminación.

Luego está la idea de que cada uno lleve flores para arrojar al río y otros dijeron que podemos ser acusados de contaminar un poco más.

En fin… la convocatoria está hecha para que manifestemos de alguna manera para tener presente que el agua es uno de los elementos esenciales para la vida y que nuestro país, a pesar de ser privilegiado en cuanto a las reservas de agua dulce que tiene y los pocos habitantes en tanta superficie, sin embargo hay más de ocho millones de personas que no tienen cloacas y a partir de ahí se puede imaginar el resto de las consecuencias.

– Ya los romanos en el año 533 decían: “…ofende alas buenas costumbres quien echara estiércol… o ensuciara las aguas o contaminara las cañerías o depósitos u otra cosa en perjuicio público…”

– Según la OMS el 80% de la gente que muere en el Tercer Mundo, muere a causa de beber agua que no está en condiciones de salubridad o por enfermedades relacionada con esa ingesta.

– En nuestro país (y el dato es de hace unos años) una de cada cuatro camas de los hospitales está ocupada por enfermos contagiados con agua contaminada.

– Para sobrevivir los seres humanos necesitamos 2,5 litros de agua por día.

– Las aguas contaminadas no sólo generan enfermedades sino que desequilibran los ecosistemas.

Noticias Relacionadas