Presentaron el proyecto ganador de la remodelación de la Plaza de Mayo

El proyecto ganador del concurso de remodelación de la plaza elaborado por los arquitectos Roberto Szraiber, Silvia Colombo e Ignacio Montaldo aumenta la superficie actual de la plaza al eliminar los canteros y formar un piso único sin cordones de vereda. La propuesta es que los visitantes conozcan, mediante un sistema de iluminación, los distintos trazados que tuvo la Plaza desde 1802, cuando se fundó la Recova. Las siete trazas que tuvo la Plaza son: la construcción de la Recova y la inauguración de la Columna 25 de Mayo (1802-1811), el proyecto de Prilidiano Pueyrredón (1857-1873), el del arquitecto Buschiazzo (1883), el del arquitecto Carlos Thays (1894), el traslado de la Pirámide al centro (1912), la primera ronda de Madres de Plaza de Mayo (1977) y la Plaza del Bicentenario (2010).

El proyecto propone una plaza seca: no habrá césped y sólo se mantendrán las palmeras. Si bien no habrá cambios en puntos característicos —como la pirámide, la ronda de pañuelos, y las cuatro fuentes— se retirarán los canteros y se eliminarán al menos cuatro carriles en las calles aledañas, Hipólito Yrigoyen y Rivadavia, como paso previo para hacerla totalmente peatonal.

La nueva plaza tendrá un suelo de granito gris con placas de vidrio que durante el día se verán blancas, pero de noche brillarán con una serie de secuencias lumínicas que mostrarán las siete trazas que tuvo la Plaza desde 1802.

“Básicamente, es un sistema de iluminación por leds, que a la noche pueden estar encendidos secuencialmente mostrando cada trazado de la plaza, o pueden estar iluminados todos mostrando la Plaza del Bicentenario que justamente refleja esto, que es la superposición de todas estas capas. Son siete momentos que nosotros elegimos”, comentó la arquitecta Silvia Colombo.
El jurado que eligió al vencedor entre 30 proyectos estuvo integrado por el Jefe de Gobierno y los arquitectos Alberta Varas, Juan Fontana, Eduardo Caijide, Pablo Betía y Carlos Moreno. El proyecto ganador contempla también la construcción de un museo subterráneo que brindará información histórica sobre la Plaza de Mayo.

Tras el acto en el Salón Blanco del Palacio de Gobierno se escucharon algunas críticas. La diputada Marta Varela (Recrear) aseguró que “si la intención era promover el uso funcional de la Plaza de Mayo para el mejor aprovechamiento del espacio público, creo que no fue bien logrado. El proyecto ganador implica una pérdida de identidad y de funcionalidad para la Plaza y que se va a asemejar a una playa de estacionamiento con muchas luces”.

Noticias Relacionadas