Proponen que la calle donde mataron a Mariano Ferreyra lleve su nombre a 10 años de su asesinato

El homenaje a Mariano es un proyecto de la legisladora porteña Lorena Pokoik. El 20 de octubre de 2010, Mariano Ferreyra participaba de una manifestación junto a trabajadores tercerizados de la ex línea ferroviaria General Roca cuando fue asesinado por una patota que respondía a José Pedraza, dirigente sindical de la Unión Ferroviaria (UF) que, con la complicidad de funcionarios de la Policía Federal Argentina, atacó al grupo de manifestantes con armas de fuego.

En dicha movilización, Mariano, mientras reclamaba el pase a planta permanente y la reincorporación de los despedidos, fue asesinado.

Mariano era militante del Partido Obrero y, junto con otras organizaciones y otros trabajadores luchaba contra la precarización y la tercerización laboral y las pésimas condiciones laborales que esto provoca. “Por eso creo necesario homenajearlo a él y a su lucha, modificando el nombre de la calle Pedro de Luján, entre las calles Río Limay y Santa Elena, por el de Mariano Ferreyra. Un homenaje que comprende a Mariano pero también a su familia que, al cumplirse 10 años de su asesinato, y más allá que en este caso se hizo justicia, el vacío para su mamá y su hermano Pablo, sigue siendo enorme”, destacó Pokoik.

Pablo (Ferreyra) fue compañero de bancada de nuestro espacio político en el período 2013 -2017, y además, es mi amigo, y él siempre hizo hincapié en que el mejor homenaje a Mariano era militar y trabajar para que las demandas de la lucha de su hermano se encarnen en legislación o política pública”, sostuvo Pokoik. “Este homenaje intenta abrazar a Mariano, pero también a Pablo y a toda la familia que supieron llevar adelante este difícil momento con el pedido de justicia, una herida difícil de cerrar, a pesar de que la justicia en este caso llegó de manera contundente”, agregó la legisladora.

Cabe destacar que en los años posteriores al asesinato de Mariano se trabajó para ampliar y reconocer derechos. Sin embargo, el debate acerca de la tercerización es aún una deuda pendiente.

 “La asignación de nombres a diversos espacios públicos tiene como fin perpetuar en la memoria de la sociedad un hecho o una figura cuyo recuerdo resulta de importancia en tanto que expresan valores que siempre debemos tener presentes y la historia de Mariano no podemos olvidarla nunca, porque es ejemplo de convicción y de lucha”, remarcó la legisladora porteña.

Además, Lorena Pokoik, presentó un proyecto de declaración para rendir homenaje a Mariano a diez año de su muerte y espera que sea aprobada por unanimidad este jueves 9/10 en la sesión ordinaria de la Legislatura porteña “Ninguna fuerza política debería abstenerse de sancionar un homenaje a un joven que fue asesinado por luchar por más derechos” finalizó.

 

Noticias Relacionadas