Roban momia en Museo de La Boca y monedas antiguas en el Banco Nación

Momia diaguita
La momia de un niño diaguita de unos 60 cm. y 900 años de antigüedad fue sustraqída del Museo Histórico de Cera de La Boca.

El 15 de febrero en horas de la tarde, aproximadamente a las 19 hs., fue sustraída del Museo Histórico de Cera de La Boca en Del Valle Iberlucea 1261, la momia de un niño diaguita muerto a los dos años hace alrededor de 900 años. “Creemos que es muy importante difundir este hecho, ya que es una manera de intentar bloquear toda comercialización de la pieza” afirma en un comunicado Helena C. Tellechea, responsable del museo quien, por otra parte, enfatizó el valor histórico de la pìeza “por tener más de 900 años, y haber sido descubierta en el norte de Salta hace ya 50 años” por su padre, el escultor y arqueólogo Domingo Isaac Tellechea.”Me parece terrible que se hable sobre el costo de la obra, cuando lo importante es que sea recuperada para que el público pueda seguir admirándola, sea en este museo o en cualquier otro”, dijo Helena Tellechea, en declaraciones a un matutino de esta Capital. “No conocemos el precio, porque jamás pensamos en eso” sostuvo.

En el Banco Nación

Dos días después de este hecho —el domingo 17 de febrero— fueron sustraídas de la Galería del Banco Nación en el 1er piso de la sede central de la entidad, ubicada en Bartolomé Mitre 326 unas 400 monedas de oro y plata valuadas en alrededor de 100 mil dólares.

Un cable de la agencia Telam indica que ambas causas quedaron a cargo del juez federal Daniel Refecas y son investigadas por Interpol, “que considera que ambos delitos pueden haber sido cometidos por una banda que opera en museos porteños desde hace varios meses”.

El año pasado desapareció del Museo Histórico Nacional, ubicado en el Parque Lezama, el reloj de oro de Manuel Belgrano —que el General, sumido en la pobreza, entregó a su médico como pago de honorarios— el que hasta el momento no ha sido recuperado.

Mientras que el Museo de Cera de La Boca y el Museo Histórico Nacional cuentan con medidas de seguridad nulas en el primero y escasas en el segundo, resulta sorprendente el robo perpetrado dentro del Banco de la Nación Argentina, una fortaleza inexpugnable. No menos llamativa es la ausencia de declaraciones de las autoridades de la entidad. A modo de explicación provisoria habría que especular en un “insider job”, alguien de adentro que pernoctara en la institución para salir caminando tranquilamente el lunes con las monedas en los bolsillos.

Noticias Relacionadas