Un femicidio cada 32 horas en lo que va del 2020

Según el Registro Nacional de Femicidios del Observatorio “Mujeres, Disidencias, Derechos” de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), hubo en Argentina un femicidio cada 32 horas desde que comenzó 2020. Desde el 1 de enero al 26 de febrero de este año se registraron 43 femicidios, 39 de los cuales fueron directos y los cuatro restantes fueron vinculados (es decir, el asesinato de una persona cercana a la víctima para infringirle un daño).

La organización feminista también informa que hubo 32 intentos de femicidios y siete muertes en proceso de investigación, de las cuales aún se esperan autopsias y peritajes, en tanto el 52 % de las víctimas asesinadas en lo que va de 2020 tenía entre 19 y 40 años, el 23% había denunciado a su agresor, el 12 % tenía restricción de contacto o medida perimetral y el 2% tenía un botón de alerta. Debido a los crímenes registrados, 57 niñas, niños y adolescentes se quedaron sin madre.
Con respecto a los femicidas, el 44% convivía con la víctima. El 19 % se suicidó, el 7 % lo intentó; el 9 % está prófugo. El 9 % asesinó a más de una víctima. El 2 % pertenecía a alguna fuerza de seguridad.

El 50% de los femicidios vinculados (cometidos con el fin de ocasionarle un daño irreparable a la mujer, o que circunstancialmente estaban en el hecho violento), eran niñes y adolescentes de entre 0 y 15 años. Tal como el caso del niño asesinado en Puerto Deseado.

En el 42 % de los crímenes, el vínculo entre la víctima y el victimario era de pareja. El 26% de los agresores eran ex parejas. Un 17% eran familiares. Un 2% eran conocidos y un 9% desconocidos. No hay datos al respecto sobre el 4% de los hechos.
En cuanto al lugar donde se cometió el femicidio, en el 31% de los casos ocurrió en la vivienda de la víctima y el 34 % en la casa que compartían con el victimario. En 12 % los hechos se produjeron en la vía pública y en un 7 % en descampados; un 10 % en la vivienda del femicida, un 5 % en propiedad privada y un 7 % en la vivienda de un familiar.

Una vez publicados los datos, desde MuMaLá insisten con la declaración de la emergencia en violencia de género, la implementación de la Educación Sexual Integral de manera transversal y la aplicación efectiva de la Ley Micaela de capacitación obligatoria en género y violencia de género en todos los ámbitos del Estado.

Fuente:pausa.com.ar

Noticias Relacionadas