Universidad de California: “Las cuarentenas pueden haber evitado 500 millones de contagios”

Las cuarentenas y otras medidas de salud pública pueden haber evitado cerca de 500 millones de infecciones por coronavirus en seis países, entre los cuales se mencionan a China y Estados Unidos, según un estudio de la Universidad de California, publicado en la revista Nature.

El primer análisis revisado por pares del impacto de las políticas de salud sugiere que el número de víctimas habría sido mucho peor sin confinamientos, distanciamiento social, restricciones de viaje y otras intervenciones, sostiene el informe, citado por la agencia Bloomberg.

El nuevo coronavirus ha causado hasta ahora en el mundo unos 7 millones de casos de Covid-19, con más de 400.000 muertes.

Según el estudio, que comprende a China, Estados Unidos, Corea del Sur, Italia, Irán y Francia, muchas infecciones por coronavirus son relativamente leves y la mayoría de los aproximadamente 500 millones de casos evitados no se habrían detectado.

“Las demoras aparentemente pequeñas en el despliegue de políticas probablemente produjeron resultados de salud dramáticamente diferentes” en distintos países, afirma Solomon Hsiang, autor principal del artículo de la Universidad de California, Berkeley.

Los autores distinguieron entre la prevención de casos que habrían sido reportados y aquellos que nunca habrían sido diagnosticados.

El estudio encontró que el aislamiento en el hogar, el cierre de negocios y los confinamientos produjeron los beneficios más claros.

Las restricciones de viaje y las prohibiciones en las reuniones tuvieron buenos resultados en Italia e Irán, pero su impacto fue menos claro en Estados Unidos.

No hubo pruebas contundentes de que el cierre de escuelas tuviera un efecto en ningún país, y el equipo dijo que se debería hacer más investigación para informar las decisiones sobre abrir o cerrar escuelas, agrega Bloomberg.

La mayoría de las intervenciones tomaron tres semanas para lograr su impacto total.

Ahora que algunos países están relajando sus políticas, “podríamos esperar razonablemente que surjan señales de cualquier propagación renovada en un plazo similar de dos a tres semanas”, dice Hsiang.

Fuente: Télam

Noticias Relacionadas