El Ministerio de Cultura y el INAES entregaron las primeras matrículas a 40 cooperativas del sector música

Como parte del convenio firmado entre INAES y el Ministerio de Cultura en julio del pasado año, se realizaron las primeras rondas del Mercado de Cooperativismo y Culturas Autogestivas Argentinas (MARCA), espacios de difusión y promoción de experiencias exitosas de gestión cooperativa.

Emprendimientos culturales del sector de la música como La Bersuit, Los Espíritus, Nonpalidece, Kumbia Queers y La Fernández Fierro, entre otros, recibieron las matrículas por las que quedan formalmente constituidas como cooperativas.

La elaboración de la Resolución Renovar de INAES facilita el trámite de obtención de matrículas de cooperativas de trabajo, que incluye la unificación de 3 objetos culturales: Industrias Culturales, para 15 sectores, Gestión de Espacios Culturales y Artesanías, lo cual permitió que más de 500 organizaciones iniciaran su solicitud..

Sobre este encuentro en el ámbito del mercado de industrias culturales el director Luis Sanjurjo expresó: “El MARCA es un programa que nació para combatir los efectos de la pandemia pero ya teníamos la convicción de que había dos grandes continentes que requerían construir políticas públicas contundentes. Esos dos continentes eran justamente el del cooperativismo y el de los espacios culturales. Por eso quiero darles a todos la bienvenida a este encuentro y al MICA, agradecer al INAES, a sus equipos de trabajo, y decirles que si pudimos llegar hasta acá es porque encontramos escucha pero sobre todo gestión, la escucha es importante pero la gestión es fundamental.”

Por su parte Alexander Roig, presidente de INAES agregó: “Lo que nos parece importante es marcar, señalar, la relevancia que tiene la producción cultural en la producción de lo social. Al mismo tiempo que nosotros estamos avanzando en las formas legales y organizativas del trabajo cultural, también estamos disputando la ampliación del concepto de trabajo y la ampliación del concepto de producción. Tiene que caber en el imaginario productivo y laboral que la cultura es trabajo, que la cultura es producción. Que además del dinero tiene una dimensión más importante y es que la sociedad se organiza alrededor del trabajo cultural. No hay sociedad posible sin la vida artística y cultural”.

Noticias Relacionadas