Greenpeace reclama la aplicación de la ley de Basura Cero en la Ciudad

Greenpeace reclama ley basura cero 17 abril 2008Activistas de la ONG ecologista empapelaron el centro con afiches en los que se lee “Va a estar bueno Buenos Aires cuando Mauricio recicle. Exigí que se cumpla la ley de Basura Cero en greenpeace.org.ar” y al pie “PROmesas sin cumplir”.

La Ley Nº 1.854 de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, conocida como Basura Cero, introduce el principio de reducción progresiva de la disposición final de los residuos sólidos urbanos en la Ciudad de Buenos Aires, con plazos y metas concretas, por medio de la adopción de un conjunto de medidas orientadas a la reducción en la generación de residuos, la separación selectiva, la recuperación y el reciclado.

Con esta ley se pone en funcionamiento el mecanismo previsto para que las actividades vinculadas a la selección de materiales y reciclado puedan realizarse dentro de la Ciudad de Buenos Aires. La norma fue promulgada en marzo de 2007 con el apoyo y participación de la Organización No Gubernamental Greenpeace que antes había impulsado su aprobación en la Legislatura de la Ciudad.

En declaraciones a Noticias Urbanas, el director político de la ONG dijo ayer: “Estamos escrachando a Macri para denunciar la vergonzosa política de reciclado. Las mismas personas que en el 2005 votaron la ley de Basura Cero, por ejemplo Gabriela Michetti, hoy desde el Gobierno están apostando al fracaso de la ley. Macri está boicoteando la aplicación”. Juan Carlos Villalonga agregó que los centros verdes (previstos por la ley) “son un desastre”. “Los están dejando abandonado justamente para luego decir que los cartoneros trabajan mal”; cuando la realidad es que CLIBA —la concesionaria de la zona donde están instalados y responsable de suministrar los residuos para su reciclado por las Cooperativas de cartoneros bajo cuya responsabialidad funcionan los centros— estaría entregando cantidades irrisorias que, Villalonga aseguró no alcanzaría a una tonelada diaria. Se estima que la Ciudad produce unas 5000 toneladas de residuos entre húmedos y secos por día.

En el sitio oficial de la organización aseguran querer “revertir una situación muy peligrosa” . Macri —explicó Juan Carlos Villalonga— está durmiendo la ley, hace una difusión tibia y ningún intento serio que esté a la altura de lo que la ley exige a la Ciudad; cuando esos esfuerzos “tibios” arrojen obviamente resultados negativos, se transferirá la responsabilidad a la población”.

Noticias Relacionadas