La corte suprema de la Nación citará a audiencia pública

Representantes de los gobiernos nacional, porteño y bonaerense, como también de las empresas establecidas en las márgenes del Riachuelo, serán convocados en los próximos días por la Corte Suprema de Justicia a una audiencia para analizar la contaminación del cauce del río.

La Cuenca hídrica Matanza-Riachuelo tiene 64 kilómetros de extensión a lo largo de trece municipios bonaerenses y la Ciudad de Buenos Aires la desde Cañuelas hasta La Boca. Afecta a casi cinco millones de habitantes (el 13 % de la población argentina) de los cuales el 55 % carece de cloacas y el 35 % no posee agua potable. Además medio millón de habitantes de la cuenca viven en villas y 13 de ellas se sitúan en el curso inferior del Riachuelo. En el área existen contaminantes químicos y orgánicos y proliferan enfermedades tales como fiebre tifoidea y paratifoidea, giardiasis, cánceres por metales pesados e hidrocarburos, leptospirosis por roedores y miasis por moscas de los basurales, entre otras. El 30 % de la mortalidad infantil es por causa de enfermedades hídricas.

Hace dos años, 150 vecinos promovieron una demanda judicial por los riesgos que el río representa para la salud de sus familias. La demanda está dirigida contra el Estado nacional, la provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires y 45 empresas, entre las que se incluyen petroleras, petroquímicas, Aguas Argentinas, curtiembres y hasta una cadena de supermercados.

El reclamo por la contaminación es viejo pero la Corte decidió tratarlo recién ahora, luego de los alarmantes informes presentados por la Auditoría General de la Nación y la Defensoría del Pueblo y de las quejas del Gobierno.

Desde el máximo tribunal objetaron la demanda por considerar que no demuestra cuáles son los daños que sufrió cada vecino ni la contaminación que provocó cada empresa. En este punto, consideran que los vecinos deberían haber presentado estudios médicos y un peritaje técnico que le dieran sustento al reclamo. No obstante, los jueces igual comenzaron a estudiar la causa y decidieron darle curso a las denuncias.

Noticias Relacionadas