agosto 19, 2018

Reserva Ecológica a la deriva

LA CENICIENTA EN EL GOBIERNO DEL PRO

Reserva Ecologica
Laguna de los Coipos: Especies invasoras colonizaron lo que fuera un espejo de agua de 300 mil m2. (Foto La Urdimbre)

La Reserva Ecológica termina de padecer la sequía más prolongada desde su incipiente inicio en 1982. Las consecuencias han sido lamentables: la desaparición de sus espejos de agua con la consecuente migración de innumerables especies de aves acuáticas.

El fenómeno no es nuevo ya que sus tres lagunas dependen del régimen de lluvias y una de ellas, la laguna de Los Coipos frente a la avenida Costanera, se ha secado totalmente en diferentes períodos. La particularidad de esta sequía es la de haber prosperado como nunca antes una gran variedad de yuyos y arbustos en los lechos de las lagunas.

Si a las autoridades de la Ciudad les interesara conservar este regalo de la Naturaleza (cerca de 300 hectáreas en una zona donde hasta 1982 había agua) y a su extraordinaria variedad de vida vegetal y animal, hubieran debido aprovechar las condiciones climáticas para dragar las ex lagunas y desmalezar de raíz las especies invasoras. Eso no se hizo. Ahora las últimas lluvias han traído alivio al sector pero no han hecho más que abonar el terreno nutriendo de agua fresca a las especies invasoras (ver foto) que en un par de semanas han crecido extraordinariamente y terminarán instalándose en forma definitiva si no se actúa rápido.

El abandono en que se halla este paraíso natural que supo atraer a las puertas de la Ciudad hasta 250 variedades de aves, muchas de ellas acuáticas como los magníficos cisnes de cuello negro y las garzas, entre otras, permite vislumbrar un futuro aún más negro: su posible apropiación para otros fines distintos a los que fija la ley de la Ciudad que protege al sector. En la plataforma de Macri cuando compitió por el gobierno de la Ciudad con Ibarra figuraban planes de desarrollo urbanístico en la zona y nada asegura que no se concreten si en las próximas elecciones el PRO obtuviera una mayoría absoluta en la Legislatura y decidieran votar una nueva ley. Los 15 mil visitantes de fines de semana entonces pagarán entrada para acceder a algún parque temático, con confiterías, canchas de tenis, amarradero de yates, etc. y los pobres que ahora concurren mirarán desde la periferia.

Noticias Relacionadas