Se inauguró en Tecnópolis la muestra “Las máquinas de Quino”

La muestra, que se presenta en el Predio Ferial de Tecnópolis, convierte el arte del humorista en objetos de museo, lo traslada del papel a piezas en escala real.

El domingo 10 de octubre, a las 16 h, quedó formalmente inaugurada con la presencia de Tristán Bauer, ministro de Cultura de la Nación; Maximiliano Uceda, secretario de Gestión Cultural de la Nación; María Rosenfeldt, directora de Tecnópolis; Julieta Colombo, sobrina de Quino e impulsora del proyecto; y Ana María Billinghurst, editora y amiga del humorista.

Un reloj con un surtidor de combustible para cargar otros relojes con tiempo, una silla mecedora que incluye un televisor, un artefacto con cuatro escobillones para barrer más rápido y una Estatua de la Libertad que parece un Caballo de Troya. Esos son algunos de los inventos, máquinas de usos extraños, que dibujó Joaquín Lavado, mejor conocido como Quino, para mostrar lo que era evidente en sus tiras: una crítica política y social constante. 

No hay homenaje que alcance a alguien que nos dibujó de esta manera. Somos un país dibujado por Quino, somos parte de esa obra. De tanto ser mirados y de tanto mirarlo, hay algo de esa ilustración que nos completa y que nos define −expresó Maximiliano Uceda− Como mendocino me toca particularmente porque es ese hombre que transcendió la cordillera.” 

Primero quiero agradecer al Ministerio de Cultura y a la dirección de Tecnópolis. Hace unos años nos propusieron hacer una muestra diferente, curiosa, porque no está Mafalda, que nos permitía adentrarnos en el mundo de Quino desde su imaginación y su minuciosidad. En su momento a él le pareció una linda idea, lo sorprendió y se preguntó: ¿Tendremos tantas máquinas? Me parece una muestra preciosa en un espacio que permite que se luzca. Para disfrutar, para ver lo lindo, lo bello del dibujo de Quino, y como siempre para interpelar porque es lo que hacía con su obra”, dijo Julieta Colombo.

Ana María Billinghurst recordó la expresión de sorpresa del humorista cuando vio por primera vez a sus máquinas hechas en tamaño real, y valoró la capacidad de detalle de su obra. “En sus dibujos no se ve tanto, salvo mirar específicamente, y en cambio aquí, en esta reproducción en grande, se puede ver lo fantástico que era en su observación y en su realización. Siempre lo acompañé en las inauguraciones, en sus firmas, a los lugares a donde iba. Hacerlo ahora sin él me emociona”, concluyó

Sobre la muestra 

Dentro de sus tradicionales páginas dominicales, fueron apareciendo a lo largo de los años, distintos tipos de máquinas con formas elegantes y enojadas que se encargaron de parodiar y evidenciar otra cara del mundo, como sólo Joaquín Lavado podía hacerlo: de forma original, con sentido del humor y mucha ironía

Así conocimos a través de sus dibujos una Estatua de la Libertad que troyanamente llevaba al enemigo en su interior, un televisor con chupete incluido, una caja fuerte que cerraba como el cajón de un almacenero, entre muchas fantásticas invenciones.

La huella del maestro es grande y sus “máquinas” vuelven a andar: como parte de la muestra, nombres de la historieta como Gustavo Sala, Sole Otero, Femimutancia, Lucas Nine, Alejandra Lunik y Delius construyeron sus propios artefactos, tal cual al estilo del maestro. 

La muestra se podrá visitar viernes, sábados, domingos y feriados, de 12 a 20 h.

Noticias Relacionadas