Testimonio del terapeuta de dos presuntas víctimas en el caso Grassi

El médico psiquiatra Enrique Stola declaró en el juicio el pasado 14 de octubre como testigo de la fiscalía. El profesional es terapeuta de dos de los jóvenes contra quienes el sacerdote está acusado de haber cometido abuso sexual.

En una nota firmada en Buenos Aires, el 15 de octubre de 2008, Stola expresa su posición ante lo que considera “una re-victimización de los jóvenes denunciantes” del cura Julio César Grassi. Estos son sus principales conceptos:

“Los señores jueces del Tribunal Nº 1 de Morón, Provincia de Buenos Aires, que están juzgando al cura Julio César Grassi no posen conocimientos sobre la temática de abuso sexual infantil (ASI), abusadores y víctimas.

La decisión de no hacer público el juicio tiene como beneficiario único al imputado cura Grassi… El acusado de abuso sexual tiene presencia y voz activa en los medios de comunicación masiva mientras las con-semiplena- prueba víctimas NO. Si el juicio hubiera sido público, el testimonio de los peritos y de los testigos aportados por la acusación hubiera sido la voz de las con-semiplena- prueba víctimas.

Afirmo como profesional que este tribunal no posee conocimientos sobre las características del delito de abuso sexual infantil porque sólo desde la ignorancia se pudo hacer declarar a los tres jóvenes en presencia del imputado de abuso sexual”. Aunque más adelante sostiene que ello fue concretado con el propósito de beneficiar al imputado.

Ninguna supuesta víctima de violencia de género, violencia sexual o abuso sexual infantil debe volver a pasar en Argentina por esta siniestra re-victimización que han sufrido los tres denunciantes. Debe legislarse para que esto no suceda nunca más en un tribunal de nuestro país.

En estos momentos el acusado de abuso sexual y corrupción cura Grassi, está diciendo entre otras cosas que soy un ’mentiroso’ y un ‘sociólogo del rumor’.

Ya en su momento en una carta documento le había expresado al acusado que sólo el número de causa nos unía y que la Ética nos separaba.

Hoy le recuerdo al cura Grassi que él es el acusado de abuso sexual y corrupción de menores. Y yo solo un terapeuta testigo que no tiene que estar demostrando nada a la sociedad.

Noticias Relacionadas