Tras 197 días en el espacio un astronauta acusa los efectos de la ingravidez

El astronauta estadounidense Andrew Jay Feustel publicó en su cuenta de Twitter un video en el que se le ve volviendo a aprender a caminar el pasado octubre después de pasar 197 días en gravedad cero en la Estación Espacial Internacional (EEI). Se trata de un procedimiento ordinario al que deben someterse los astronautas que regresan del espacio. En el video Feustel tiene ciertas dificultades para avanzar dando pasos inseguros hacia adelante con los ojos cerrados y los brazos cruzados sobre el pecho. Para su seguridad, un grupo de especialistas avanzan junto a él para evitar que se caiga.
“Bienvenido a casa, #Soyuz MS09”, así saludó Drew en su tuit a la tripulación de la 57.º expedición de la EEI poco después de que volviera a la Tierra. “Este es el aspecto que tenía yo el 5 de octubre de este año intentando caminar talón-punta con los ojos cerrados […]. Espero que la tripulación que acaba de regresar se sienta mucho mejor”, escribió el astronauta en Twitter recordando su propio proceso de readaptación.