Acto frente a la Embajada de Paraguay, por el asesinato de las niñas Villalba y la situación de familiares en ese país

María Carmen y Lilian eran niñas argentinas de 11 años asesinadas por la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) de Paraguay. Las niñas –que habían viajado a Paraguay a conocer a sus padres– fueron sindicadas por el presidente Abdo Benítez como dos importantes guerrilleras abatidas. El operativo comunicacional fue similar al de los “falsos positivos” colombianos.

Fue necesaria una intensa actividad política, jurídica, comunicacional, para que se desmontara esa mentira, y se estableciera, que eran niñas. Posteriormente fue desaparecida Carmen Elizabeth Oviedo Villalba, quien se encontraba intentando salir de la zona, y luego detenida Laura Villalba, madre de María Carmen Villalba, tía de Lilian Mariana Villalba y de Carmen Elizabeth Oviedo Villalba (Lichita). Laura las acompañaba y cuidaba en ese recorrido de búsqueda y encuentro con sus padres. A Laura Villalba la tienen detenida hasta ahora en una cárcel militar en condiciones de total aislamiento y de tortura psicológica. Le han montado diferentes causas, pero ella también es víctima de un operativo tendiente a destruirla psicológica y físicamente.

En el marco de gran presencia policial y una embajada totalmente vallada, hablaron varios oradores y oradoras de las organizaciones convocantes y cerraron, Miriam Vasall, madre de un joven fusilado por la policía, Leo Santillán (hermano de Darío, asesinado en la masacre de Puente Puerredón junto a Maxi Kosteki) y Miriam Villalba, madre de una de las niñas asesinadas y hermana de Cármen y Laura.

Todos insistieron en la importancia de movilizarse para visibilizar una situación que no debe quedar en la impunidad, y dieron cuenta que el 2 de septiembre, cuando se cumpla un año del asesinato por parte del ejército paraguayo de Lilian Mariana y María Carmen , “hay que multplicar por diez nuestra presencia frente a esta embajada”.

Fuente: Resumen latinoamericano

Noticias Relacionadas