Internet comunitaria en Villa 20 de Lugano

Con el proyecto presentado ante el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), por la Red comunitaria Atalaya Sur de la villa 20 de Lugano se busca ampliar la conectividad a 500 hogares, sumado a los 60 conectados y avanzar en un proyecto que genera trabajo genuino de infraestructura en los territorios y despliegue de redes.

Proyecto Comunidad existe desde 2002 y siempre trabajaron en temáticas vinculadas a educación, trabajo y vivienda. Hace un año plantearon el proyecto Atalaya Sur para darle conectividad a la Villa 20. Para llevar a cabo el proyecto, la organización debió contratar a Telefónica, que es la empresa que corresponde al barrio de Villa Lugano, pero que sólo llevó la fibra óptica hasta una zona urbanizada donde hay una cooperativa de vivienda que forma parte del proyecto. Por eso, para llevar Internet al centro comunitario fue necesario instalar, en lo alto de una torre de viviendas, una antena de radiofrecuencia que transmite la señal hasta la Villa 20. “Nos pusimos en contacto con gente del posgrado de telecomunicaciones de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que rápidamente nos convocó para conocer más sobre la idea. En octubre formalizamos un convenio de colaboración e ingenieros de UTN vinieron para hacer un estudio de prefactibilidad y dejar instalada una primera fase”, explica Laura Figueiredo, referente de Proyecto Comunidad.

Esta experiencia “nació en 2014 desde la organización social Proyecto Comunidad, en la villa 20 donde habitan 30 mil personas, el 1 por ciento de la población de la Ciudad de Buenos Aires”, sostuvo Manuela González Ursi, coordinadora de Atalaya Sur.

Proyecto Comunidad incluye además de la red comunitaria, un merendero, la FM La Patriada y el portal Villa20.org.ar.

En la villa 20, como en tantas otras, el acceso a Internet es muy deficitario y son pocos los proveedores que llegan, algunos que lo hacen están por fuera de toda formalidad y venden un servicio muy caro, pero en general la conexión mayoritaria es a través de un paquete de datos de telefonía celular, lo que encarece mucho el acceso a la conectividad.

En las villas la precariedad llega a todos los servicios y es por eso que los miembros de la organización social Proyecto Comunidad se las ingeniaron para poder ofrecer un servicio de Internet en su centro comunitario en el corazón de la Villa 20, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Gracias a esto pueden dar cursos y ayudar a los habitantes de este territorio cuando, por ejemplo, deben hacer trámites en línea. Porque hoy la conectividad tiene que ver con hacer accesible este servicio que se relaciona con el derecho a la comunicación, la información, la educación, el trabajo y la cultura.

Ante este panorama, los vecinos desarrollaron un proyecto que busca la apropiación popular de la tecnología que no solamente incorpora el acceso a Internet como derecho, sino además piensa en la capacitación y formación en nuevas tecnologías.

De esta manera los habitantes de villa 20 lograron una red comunitaria que cuenta con una red pública con 14 puntos wi fi de acceso gratuito a Internet, y una red domiciliaria, integrada por 60 vecinos, que contribuyen al sostenimiento y extensión de la red”.

A partir de esta nueva gestión presentaron el proyecto para acceder al financiamiento de la infraestructura que requiere extender la conectividad directa a otros 500 hogares.

 

 

Noticias Relacionadas