Mantendrán los cinco amparos contra la prohibición del lenguaje inclusivo en escuelas porteña

Los cinco amparistas que se oponen a la resolución del Ministerio de Educación porteño, que prohíbe el uso del lenguaje inclusivo en las escuelas de la ciudad de Buenos Aires, rechazaron la posibilidad de unificar sus reclamos en uno solo, ya que, sostuvieron, cada uno representa “intereses particulares” y diferentes grupos “afectados”.

Así lo manifestaron el viernes 5, durante una nueva audiencia en el juzgado N° 1 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la ciudad de Buenos Aires a cargo de la jueza Romina Tesone, quien para dar “celeridad” a la causa, había solicitado a los “frentes actores” aunar el reclamo.

“Nos parece importante sostener los cinco amparos, para sostener la pluralidad de voces”, dijo la legisladora porteña del Frente de Todos Laura Velasco, quien presentó uno de los amparos.

Velasco, quien también es docente, agregó que la resolución de la ministra de Educación Soledad Acuña “es anticonstitucional y ataca las leyes de Educación Sexual Integral (ESI) y de Identidad de Género“.

Sin embargo, a propuesta de Tesone, los amparistas aceptaron la posibilidad de “mantener los cinco frentes actores” pero bajo un mismo domicilio electrónico donde todos recibirán las notificaciones.

Aunque representan a diferentes grupos afectados, las cinco acciones de amparo piden que la resolución ministerial quede sin efecto hasta que la cuestión de fondo sea resuelta.

La resolución publicada el 10 de junio en el Boletín Oficial porteño establece que los docentes “deberán desarrollar las actividades de enseñanza y realizar las comunicaciones institucionales de conformidad con las reglas del idioma español, sus normas gramaticales y los lineamientos oficiales para su enseñanza”.

De eso modo, quedó prohibido usar la “e”, la “x” y “@” en el lenguaje para referirse a identidades de género no binarias en las aulas de las escuelas porteñas.

Otra de las amparistas en tomar la palabra durante la audiencia fue María Rachid, titular del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo porteña, referente de la Federación Argentina de Lesbianas Gays Bisexuales y Trans (FALGBT) y una de las redactoras de la ley nacional de Identidad de Género.

“La ley de Identidad de Género, en uno de sus artículos, se refiere especialmente al respeto de la autopercepción de los niños, niñas y adolescentes”, dijo Rachid.

Por su parte, desde el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), presentaron un amparo Celeste Fierro y Vanessa Gagliardi, ambas docentes.

“Esta prohibición es discriminatoria, es necesaria una educación desde la inclusión”, dijo Fierro en la audiencia.

Glagliardi, quien es referente de la ley de ESI, agregó -por su parte- que “les alumnes piden que usemos el lenguaje inclusivo para estar cómodes dentro del aula, con sus identidades reconocidas y nombradas”.

Manuela Castañeira, otra amparista, afirmó que la resolución de Acuña es “persecutoria”, ya que los docentes que usen lenguaje inclusivo puede recibir sanciones.

Noticias Relacionadas