RECLAMO POR LOS MAPUCHES

Fuente: Red de Medios Alternativos Regional Buenos Aires

(Ceppas Prensa) Ciudad de Buenos Aires – Nueve mapuches de Chubut y Buenos Aires se encadenaron el pasado lunes 11 a las rejas exteriores de la embajada de Chile en Buenos Aires. Repudiaron el encarcelamiento de seis integrantes de la comunidad a quienes el Gobierno trasandino se niega a reconocerles el carácter de presos políticos. En apoyo de sus reclamos, los detenidos venían cumpliendo una huelga de hambre. Tras 28 días, ésta fue suspendida por la hospitalización de cinco de ellos.

En el día en que el Tribunal Oral de Angol, Chile, declaró culpable al preso político mapuche Jorge Manquel Torres, el pueblo mapuche en Argentina, con el apoyo de varias organizaciones sociales, reclamó “la desmilitarización de las comunidades mapuche, el cierre de todos los procesos judiciales contra los mapuche en el contexto de la reivindicación territorial y política, que el gobierno de Lagos retire las querellas terroristas contra sus hermanos, y que todos los actuales imputados mapuche tengan una defensa debida y profesional que garantice los derechos humanos”.

Según miembros de la comunidad mapuche Pillán Mahuiza, “hace unos días Jorge Manquel Torres sangraba continuamente de sus oídos y permanecía en cama, Jaime Huenchullan tenía serios problemas renales y pérdida momentáneas de la visión, y los restantes experimentaron náuseas, mareos e intensos dolores de cabeza”.

En la mayoría de los casos, se trata de comuneros investigados por el Ministerio Público bajo cargos de “terrorismo” y cuyos enjuiciamientos estuvieron plagados de irregularidades, tal como lo han denunciado diversos organismos de derechos humanos ante el gobierno chileno e instancias internacionales.

El Estado chileno no les reconoce su condición de presos políticos -figura vigente en la legislación de este país- y los encerró en cárceles junto a presos comunes. Según Moira Millán, miembro de la comunidad Pillán Mahuiza: “El peligro que encarna la actual violación a los derechos humanos de los hermanos mapuche presos en Chile radica no sólo en el hecho de ser encarcelados por luchar contra el desalojo de sus territorios que lleva adelante la empresa forestal Mininco, siendo acusados por ello de asociación ilícita y terrorismo, sino que además se los encierra junto a presos comunes, sin reconocer su condición de presos políticos”.

El antecedente inmediato a la situación que están viviendo los presos políticos mapuche es el asesinato de Julio Huentecura, miembro de la organización Meli Wixan Mapu, apuñalado al 26 de septiembre de 2004 en la penitenciaría de Santiago de Chile durante un episodio no esclarecido ante la Jjusticia.

Noticias Relacionadas