Un nuevo revés para el Centro de Salud Mental en el barrio Marcelo T. de Alvear 

VÍA MUERTA AL PRIMERO NEUROPSIQUIATRICO DESCENTRALIZADO

En la sesión de ayer jueves, la Legislatura porteña aprobó el proyecto de la diputada Teresa de Anchorena de la Coalición Cívica que declara Área de Protección Histórica al Parque Avellaneda, la Casona Olivera y zonas aledañas.

Éste es un nuevo revés para las pretensiones del Ejecutivo de construir un centro de Salud Mental en la plaza contigua al complejo habitacional Marcelo T. de Alvear, sito en Olivera 500.

La decisión del Cuerpo se suma a la medida del Juez Ricardo Zuleta quien emitió un fallo haciendo lugar al recurso de amparo presentado por los habitantes del complejo Marcelo T. de Alvear. Éstos venían realizando marchas y cortes para llamar la atención sobre lo que consideran despojo del espacio verde que ha quedado como parte del complejo y que cuidan los propios vecinos.

Aunque en las planchetas oficiales persista la nomenclatura que permite construir sería bueno que los funcionarios cuando toman decisiones, además de consultar los registros, hablen con las personas.

De otro modo, provocan reacciones colectivas en defensa de derechos adquiridos por parte de los vecinos, como ha ocurrido en este caso, más los fallos contrarios de la Justicia de la Ciudad y de los legisladores, incluidos muchos del bloque del PRO ya que de un total de 60 representantes, el proyecto Anchorena fue aprobado con 44 votos a favor.

De esta manera la inciativa oficial ha entrado en una vía muerta, al menos en este intento de crear el primer psiquiátrico del cuestionado plan de descentralización de los hospitales Borda y Moyano.

Noticias Relacionadas