Una multitud en el verdurazo de Plaza de Mayo

La Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) realizó un nuevo “verdurazo”. Tuvo lugar en Plaza de Mayo este 27 de febrero –a casi dos semanas de los incidentes ocurridos en Constitución entre productores y efectivos de la Policía de la Ciudad– reclamando asistencia para los pequeños productores del tercer cinturón del conurbano bonaerense.

Después de la brutal represión a las familias agrupadas en la  Unión de Trabajadores de la Tierra en Plaza Constitución los pequeños quinteros de la agricultura familiar pudieron realizar un nuevo verdurazo en Plaza de Mayo,

Esta vez con la forzada aquiescencia del Gobierno de la Ciudad que leyó el impacto negativo tras la enorme difusión en algunos medios y sobre todo en las redes sociales de la represión orquestada en la Plaza Constitución. Imágenes de efectivos policiales con uniformes robocop, pegando y gaseando con gas pimienta a las humildes familias en vías de una crisis terminal por los enormes costos de seguir produciendo las verduras y hortalizas que consumimos en esta Ciudad de Buenos Aires. Y que intentaban hacerlo notar y llamar la atención de los medios con el verdurazo. 

“Dos semanas con la lechuga, la berenjena, los palos, gases y balas en el mismo titular de todos los medios es inaceptable ¿Qué de todo esto hace falta para combatir el hambre? Desde la UTT elegimos la berenjena, la lechuga, la comida. El Gobierno eligió la represión policial. A los palos, los gases y las balas le decimos NUNCA MÁS. El 27F será una demostración pacífica del incansable trabajo de las familias agrícolas, que producen alimentos para el pueblo y son invisibilizadas por las políticas del Gobierno”, declaró Nahuel Levaggi, secretario Nacional de la UTT.

El Gobierno de la Ciudad intentó en aquella instancia impedir que se viera a una multitud de personas tratando de hacerse de algunas lechugas, zanahorias o berejenas. No es bueno que la realidad de una pobreza en brutal ascenso se filtrara sin control.

Pero 13 días después el intento revirtió en contra: la publicidad de los hechos acaecidos en Plaza Constitución alertó a muchas personas que se volcaron en número tristemente elevados en la histórica Plaza de Mayo de la ciudad más rica de la Argentina.

Noticias Relacionadas